Los obispos patagónicos se refieren al Papa en su mensaje de Pascuas

“Qué bueno en esta Pascua sentirnos llamados a renovar nuestra vocación a la comunión eclesial celebrando con mucha alegría la elección a servir como Pastor universal de la Iglesia al cardenal Jorge Mario Bergoglio, nuestro compatriota”, dice el comunicado difundido ayer.

Los obispos de la Patagonia emitieron su mensaje anual para las Pascuas, en donde destacaron las esperanzas renovadas con el nuevo papa Francisco. Manifestaron su acompañamiento al sumo pontífice en la conducción de la Iglesia, en medio de la crisis que atraviesa esa institución.
Los máximos referentes regionales de la Iglesia indicaron que en estas fechas la comunidad católica debe manifestar un mayor compromiso por la familia, la educación, la paz social (“que se logra, en gran parte, con el trabajo dignamente remunerado para todos”) y el diálogo fraterno.
“Qué bueno entonces en esta Pascua sentirnos llamados a renovar nuestra vocación a la comunión eclesial celebrando con mucha alegría la elección a servir como Pastor universal de la Iglesia al cardenal Jorge Mario Bergoglio, nuestro compatriota”, dice el comunicado de los obispos de la Patagonia.
“Y, como él nos pide, rezando por su misión de evangelizar a los hombres y mujeres de todo el mundo y por la ardua tarea de conducir la frágil barca de la Iglesia en medio de las tormentas de la historia que nos toca vivir”, señala el mensaje pascual para este año 2013.
“Teniendo aún muy presente al Papa Benedicto XVI y su gesto lleno de humildad y amor que lo llevó a renunciar a su servicio como Obispo de Roma y sucesor de Pedro, en esta Pascua queremos dar gracias a Dios por regalarnos al papa Francisco”, sostienen los obispos.
Los prelados que firman el mensaje son Virginio Bressanelli (Neuquén) Marcelo Cuenca (Alto Valle del Río Negro), Miguel Angel D’Annibale (Río Gallegos), Joaquín Gimeno Lahoz (Comodoro Rivadavia) Esteban Laxague (Viedma), Fernando Maletti (Bariloche) José Slaby (Esquel), Miguel Hesayne (emérito de Viedma), Marcelo Melani (emérito de Neuquén), Néstor Navarro y José Pedro Pozzi (eméritos del Alto Valle del Río Negro).

RENOVADAS ESPERANZAS
“Vivir la Resurrección es llenarse de alegría y entusiasmo, ahuyentar el desánimo, reiniciar el camino, reencontrarse y trabajar juntos, dejarse guiar y alimentar por el mismo Jesús. Es vivir la nueva evangelización para redescubrir la alegría de creer y volver a encontrar el entusiasmo de comunicar la fe”, afirman los obispos.
“El Resucitado está y se manifiesta al amanecer, venciendo las tinieblas que pareciera que quieren instalarse para siempre, Él llama y envía cuando todo hace pensar que ya nada se puede realizar, Él renueva la comunión cuando el fracaso parece invitar a distanciarse unos de otros, Él reúne y alimenta con su propia vida para continuar el camino”, indican.
“Aceptar a Jesús Resucitado es elegir y adherirnos a vivir la comunión de la Trinidad. Esto ha de manifestarse día a día: en el encuentro personal con Jesús resucitado participando en la reflexión comunitaria de la Palabra de Dios y de la Misa, orando en comunidad, dialogando, buscando desde el Evangelio coincidencias, planificando y trabajando juntos, respetando y valorando a unos y otros en su diversidad, apreciando las riquezas de las distintas vocaciones, optando siempre por la reconciliación”, proponen.
“Renovando en esta Pascua nuestra convocación a la comunión eclesial, no podemos dejar de escuchar el llamado a ser siempre más una Iglesia misionera. La comunión y la misión están profundamente unidas entre sí. La comunión es misionera y la misión es desde y para la comunión”, expresan.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico