Los Pumas se despedirán en San Juan palpitando el Mundial

Buenos Aires (Télam)

La Unión Argentina de Rugby (UAR) confirmó ayer que Los Pumas jugarán frente al combinado de Invitación América XV el próximo 6 de agosto, en San Juan, en su última presentación en el país previo a la Copa del Mundo 2011 de Nueva Zelanda.
El encuentro se llevará a cabo desde las 15:30, en el estadio del Bicentenario, recientemente inaugurado y que estuvo albergando algunos partidos correspondientes a la Copa América de fútbol.
Una semana más tarde, el entrenador Santiago Phelan dará a conocer la lista de 30 jugadores que integrarán el plantel que viajará a Nueva Zelanda, el 1 de setiembre.
El 20 de setiembre, Los Pumas enfrentarán al seleccionado de Gales, en Cardiff, y tres días más tarde cerrarán su preparación para la Copa del Mundo jugando el martes de 23 de agosto ante el Worcester Warriors de Inglaterra.
Los Pumas debutarán en el Mundial frente a Inglaterra, el 10 de setiembre; una semana más tarde enfrentarán a Rumania; el 25 de setiembre se medirán con Escocia y el 2 de octubre cerrarán su participación en la etapa clasificatoria del grupo B ante Georgia.
El seleccionado argentino continúa concentrado en el Centro de Alto Rendimiento Athletes Performance, en Pensacola, y ayer realizó ejercicios de elongación y movimientos regenerativos.
Por la mañana, el preparador físico Mariano Fernández, junto a Francisco Meyrelles y Martín Mackey, entrenaron con los jugadores en la playa situada frente al hotel una rutina de ejercicios de flexibilidad y movilidad para permitir una mejor recuperación.
Posteriormente, algunos jugadores disfrutaron de la pileta, mientras que otros recibieron sesiones de masajes y fisioterapia por el kinesiólogo Maximiliano Marticorena.
El sistema de trabajo que realizan los integrantes del seleccionado argentino, en Pensacola, establece que cada dos días de exigente trabajo la intensidad decrece en la tercera jornada, con el objetivo de recuperar los músculos y afrontar de la mejor forma los días de mayor actividad.
El resto del día sirvió para descansar y compartir momentos en grupo, aspecto que fue destacado por los jugadores y el entrenador, como fundamental para esta etapa de la preparación.
“Realmente estamos muy felices y muy contentos por el grupo que se va formando. Llegamos a Pensacola con la necesidad de conocernos y se fue dando naturalmente y de muy buena forma”, expresó el hooker Agustín Creevy.
Hoy habrá una nueva jornada de entrenamiento y mañana será el último día de actividad intensa, ya que el sábado será día de descanso y el domingo por la noche, Los Pumas emprenderán el regreso a Buenos Aires.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico