Los trabajadores de Conarpesa continúan reclamando la reincorporación de despedidos

Los trabajadores de la firma Conarpesa siguen con medidas de fuerza, a raíz del despido de dos trabajadores en el término del último mes. El primero fue Jorge Silla y el segundo, Mario Asencio.

En el predio que la firma posee en el barrio Industrial los trabajadores, que han recibido la adhesión de otras plantas pesqueras y del gremio de los marineros, siguen esperando que el gerente de la firma, Hugo Perrone, venga desde Puerto Madryn para dialogar con ellos.
Los trabajadores acusan al Sindicato de la Alimentación, en la persona de Oscar Lapalma, porque dicen que estos despidos son producto de la oposición que manifestaron los trabajadores a la conducción del gremio que en marzo tendrá nuevamente elecciones.

POR OPOSITORES
Al empleado despedido Mario Asencio lo están acompañando en el reclamo Luis Medina y Mariano Méndez, que fue hace algún tiempo delegado del sindicato en Pesquera Mar del Chubut.
Medina explicó al respecto que «tomamos esta medida porque han echado a un compañero sin causa y estamos acá para que lo puedan reincorporar porque estamos seguros de que es una persecución del gremio».
El trabajador relató que un grupo de operarios de diferentes plantas está trabajando para tratar de convocar a elecciones para el 23 de marzo, lo cual pudo haber sido el origen de los despidos.
En tanto Méndez, como ex integrante de la actual conducción, sostuvo que «el gremio tiene la obligación de llamar a elecciones y de llamar a todos sus afiliados e informar, así la gente puede armar una lista o no». Cuestionan los trabajadores que no les fue comunicada esta información y que debido a los tiempos establecidos por el gremio para los comicios, ellos no pudieron presentar una lista que habían armado con otros representantes de Puerto Madryn.
«Lo que pedimos es que se renueve la comisión directiva -subrayó Méndez-; es un derecho que tenemos y que la actual conducción no reconoce».
El trabajador también indicó que luego de haber formalizado una lista opositora a la de Lapalma, «la respuesta fue despedir a un par de compañeros que nos apoyan a nosotros».
Asencio dice que lo despidieron sin causa alguna, luego de dos años de trabajar para esa empresa. El no acepta la indemnización por despido porque desea recuperar su empleo y en este sentido Méndez acotó que «acá te pagan, pero como estás en una lista negra, no conseguis trabajo nunca más en una pesquera».
Lo que dice la gente es que a la actual conducción «no le gusta la opinión política que tenemos nosotros» y acotaron que «después de un año y medio que desaparecieron, quieren venir y que les demos los votos, pero la gente no se olvida de eso», acotó Méndez.
Los operarios que llevan adelante estas medidas de fuerza comentan que cada persona sabe con anterioridad si lo van a despedir porque desde la patronal se lo anticipan y es así que Asencio sabía que luego de Silla le tocaba el turno.
Asimismo, están denunciando que «la empresa se presta al juego que hace el gremio», porque tal cual decían si bien hay despidos también han nuevas incorporaciones.
Aseguran que permanecerán allí hasta mañana y esperan la presencia de funcionarios del gobierno para intervenir en la situación.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico