Lüters declaró, acusó a Correa e implicó a otros exfuncionarios
El exfuncionario de la Unidad Gobernador participó de la primera audiencia del día en la que pidió declarar. Más tarde lo hará por "El Embrujo". Lüters centró gran parte de su declaración en la relación con Correa, y lo acusó de ser "obsesionado", "controlador" y quien manejaba todo directamente con el fallecido gobernador.

Diego Lüters, el exsecretario del extitular de la Unidad Gobernador, Diego Correa, declaró este viernes en la Oficina Judicial de Rawson en el marco de la Causa "Revelación", que investiga el pago de sobornos en la obra pública durante el gobierno de Mario Das Neves.

"Queremos que Lüters se acoja a la figura del arrepentido y ahora su futuro depende de él", dijo el fiscal Héctor Iturrioz minutos antes de la declaración. Fue la primera audiencia del día para el imputado, detenido desde marzo pasado, ya que hoy habrá una segunda audiencia en la que declarará sobre el otro caso en el que está imputado, conocido como "El Embrujo".

Para su primera declaración, Lüters llegó munido de un cuaderno y ante los fiscales y el juez Sergio Piñeda dijo que "Correa me hacía chistes por la cantidad de plata que yo manejaba en el Banco del Chubut", donde era empleado. "Correa me dijo que me iba a tirar unos mangos por mes. En el último tiempo eran 30 mil pesos que me daba él sin ningún recibo", aseguró.

"Cuando ingresé al Gobierno conocí a un Correa obsesionado por controlar todo. Él decidía con una equis o un tilde quien cobraba los viáticos". Más adelante señaló que "con el gobernador Das Neves no opinaba ni hablaba porque sentía que su relación era con Correa. Diego me tenía prohibido apagar el celular. Era de lunes a lunes las 24 horas en la Unidad Gobernador", recordó.

Según publica hoy Jornada, también habló del carácter personal de su jefe: "Correa se ponía agresivo y maltrataba cuando no se hacía lo que él quería. Si los zapatos del gobernador no estaban lustrados, era mí culpa. Para Correa, todo lo malo era mí culpa".

"Un día, Correa me llama al despacho y me dice que necesitaba clasificar las empresas en un Excel. Había recibido un mail de Oca (exministro de Economía) con los pagos que había hecho Provincia. Correa estaba desesperado por tener la información de los pagos a las empresas. Y me llamó la atención la circular que centralizaba todas las decisiones de contrataciones en Correa", agregó. "Mi trabajo en Casa de Gobierno no era opinar ni pensar. Era hacer lo que Correa me pedía", sentenció.

Asimismo, Lüters señaló a otros dos funcionarios de relevancia en la gestión anterior, el exministro de Infraestructura, Alejandro Pagani, y el extitular del IPV y actual ministro de Familia, Martín Bortagaray: "el ministro Pagani también me traía planillas para que Correa marcara con resaltador a qué empresas había que pagarles. Después Pagani se las daba a Oca. Y del IPV, Martín Bortagaray también traía planillas con empresas para marcar a quién pagarle. Era una planilla mucho más completa que la de Infraestructura", aseguró.