Luego de ser sobreseído, Buzzi ahora critica a sus sucesores

El exgobernador Martín Buzzi aseguró ayer que el sobreseimiento que la justicia dictó sobre los funcionarios que intervinieron en el crédito a Alpesca "era esperable", ya que "todo lo que se hizo estuvo bien. Esto llegó a juicio porque fue una causa política", afirmó.

Luego de cinco años, la justicia sobreseyó el lunes al exgobernador Martín Buzzi y a los otros funcionarios que en 2013, otorgaron un crédito de 10 millones de pesos para pagar los sueldos de los trabajadores de Alpesca.

“El resultado era el esperable porque esta causa, que fue netamente política, no tenía ningún sustento. El fiscal terminó reconociendo que no había ni pruebas ni indicios de daño alguno, ya que el dinero que se puso fue directamente a las cuentas sueldos de los trabajadores”, indicó el exintendente.

En diálogo con El Patagónico, Buzzi recordó que lo que hizo su gestión en 2013 “fue acudir en salvataje con puestos de trabajo que se estaban perdiendo y trabajadores que la estaban pasando mal. Dimos este crédito para pagar los sueldos, expropiamos la empresa y conseguimos un operador mundial para que la misma funcione. Esto es lo que hicimos y lo que volveríamos a hacer”.

El exgobernador recordó que, en función de ese accionar, “la gente conservó su trabajo y hoy lo que era Alpesca es la exportadora de merluza y langostino número uno del país, y es el principal empleador pesquero de la Patagonia. Sin el salvataje del Estado, esto no hubiera sido posible”.

“NO MUEVEN UN DEDO”

Luego de remarcar que la causa judicial partió “de una campaña sucia que impulsó el exgobernador (Mario Das Neves)”, Buzzi lamentó que la actual gestión “no mueva un dedo en defensa de los puestos de trabajo. Nosotros hicimos esto y conservamos el empleo, ahora se cierra Guilford, Lufkin, Cerámicas San Lorenzo y la Pepsi y no pasa nada. Es lamentable”.

Para el exintendente, “esta falta de reacción o convencimiento” es porque “se tiene otra visión política del tema” y dijo que la misma va en línea con lo que sucede a nivel nacional. “Hablo con datos concretos: en mayo del 2015 teníamos en la provincia 103.000 puestos en blanco, hoy 93.400. Perdimos 9600 puestos, en blanco y con liquidación en ANSES, y el gobierno, el Estado no hace nada”, insistió.

Buzzi señaló que la falta de acción o del poder inductor del Estado también se observa en la Cuenca “que pasó a tener 303 pozos en perforación en el 2015, a 107 durante 2017 y unos 156 en el primer semestre de este año. Que esto suceda, con un petróleo a casi 80 dólares, no tiene ni sustento ni explicación racional alguna”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico