Luego de siete años prófugo "Oso" Jaramillo fue imputado por el homicidio de Martínez

En el marco del control de detención al que fue sometido Daniel "Oso" Jaramillo, la Fiscalía le imputó el homicidio de José Luis Martínez, ocurrido el 12 de agosto de 2012 en avenida Rivadavia y Martín Fierro. El imputado había tenido problemas en un boliche con el hijo de la víctima. Ayer el juez formalizó la investigación y dictó la prisión preventiva por dos meses. Jaramillo también es imputado en otra causa por el asalto al Hotel Lucania.

El control de detención y apertura de la investigación de Daniel “Oso” Jaramillo se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia y fue presidido por el juez penal, Mariano Nicosia. El Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la funcionaria, Patricia Rivas, mientras que el imputado recibió la asistencia del abogado Guillermo Iglesias.

En ese marco, la funcionaria solicitó que se le formalice la apertura de investigación preparatoria en contra de Jaramillo por el homicidio ocurrido el 12 de agosto de 2012, alrededor de las 6, en circunstancias en las que José Luis Martínez circulaba a bordo de su Renault 19 junto a su hijo, quien se encontraba en el asiento delantero del acompañante. En la parte trasera del auto viajaban tres amigos del hijo.

Según la Fiscalía, el auto fue interceptado sobre avenida Rivadavia cuando circulaban hacia el oeste de Comodoro Rivadavia y tras pasar la calle Los Robles, desde un Toyota Corolla blanco su conductor, Daniel Ariel Jaramillo, efectuó al menos un disparo con una pistola calibre 9 mm., provocándole lesiones al hijo de Martínez en la zona abdominal, y la rotura del vidrio del acompañante.

Ante esta circunstancia el conductor siguió al Toyota Corolla por avenida Rivadavia hasta pasar Martín Fierro. Allí logró chocarlo en su parte trasera y el auto de Jaramillo quedó sin el paragolpes trasero hasta que pudo detenerse a la altura del 2900 de Rivadavia, tras lo cual se detuvo también Martínez al impactar contra un poste de energía eléctrica ubicada al 3119 de la misma avenida.

FUE HACIA EL AGRESOR

José Luis Martínez –relató la representante de la Fiscalía- bajó de su auto y se dirigió hacia donde se encontraba el Toyota de Jaramillo, quien al ver que se aproximaba, desde el interior del rodado y con claras intenciones de dar muerte, efectuó un disparo contra Martínez, el cual ingresó en la parte izquierda del tórax afectando la arteria aorta y con salida en la región lumbar derecha, de adelante hacia atrás y de arriba hacia abajo, causando la muerte minutos más tarde en el Hospital Regional por paro cardiorrespiratorio traumático provocado por un shock hemorrágico.

La funcionaria fiscal solicitó al juez que le otorgue el plazo de cuatro meses de investigación y calificó provisoriamente el caso como homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de autor para Jaramillo.

Mientras, el defensor cuestionó la calificación legal del agravante del uso de arma de fuego de acuerdo a cómo se suscitaron los hechos y destacó que fue la víctima quien se bajó del vehículo y fue al encuentro de quién tenía el arma, tras lo cual solicitó que se quite el agravante del artículo 41 bis del Código Penal.

Tras escuchar a las partes, el juez desestimó el planteo de la defensa y resolvió formalizar la causa en contra del imputado en base a la calificación y el hecho relatado por la funcionaria de Fiscalía.

ROBO AL HOTEL

En otro orden, la funcionaria solicitó que se declare legal la detención de Jaramillo porque la misma fue ordenada por un juez penal competente y concretada luego de un allanamiento en su domicilio de Trelew, en otro Legajo que se investiga el robo al Hotel Lucania, perpetrado durante la madrugada del 12 de agosto de este año.

Por esa razón, requirió que se mantenga la prisión preventiva que viene cumpliendo por el término de dos meses en base a la existencia de elementos de convicción suficientes como para tenerlo como probable autor, la gravedad del delito y la pena en espera.

El defensor, en tanto, se opuso a la legalidad de la detención y dijo que pasaron más de 48 horas desde que Jaramillo fue detenido en Trelew y no se realizó en dicho plazo la audiencia de control. Además, cuestionó la autoría del hecho en cabeza de su pupilo porque consideró que la misma “nació en una mentira. El vehículo era conducido por otra persona”, sostuvo y pidió la inmediata libertad con presentaciones semanales en la Oficina Judicial de Trelew, más la prohibición de llegar a Comodoro Rivadavia sin autorización judicial.

Una vez que se expresaron las partes el juez resolvió declarar legal la detención de Jaramillo y formalizar la apertura de la investigación del caso en su contra, dándolo por anoticiado del hecho y la calificación legal que se investiga y por asegurada su defensa técnica.

“La prueba de cargo es indiscutible”, sostuvo y agregó que el auto que participó en el hecho era propiedad de Jaramillo, además existió un conflicto previo en el interior del local bailable y Jaramillo se fugó de esta ciudad durante siete años.

Por todo ello, hizo lugar al pedido de la Fiscalía y dictó la prisión preventiva por el término de dos meses, al igual que el plazo para concluir con la investigación.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico