Luz y Fuerza repudió a Gendarmería por acusarlos de un corte intencional de energía

El Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia repudió el accionar de Gendarmería Nacional que decidió cerrar un paso fronterizo por falta de energía eléctrica, responsabilizando a los trabajadores de la Cooperativa de Río Mayo de realizar una "interrupción dolosa del servicio". El gremio sostuvo que los obreros realizaban un paro de sus actividades para reclamar el pago de sus haberes y asegura que los trabajadores fueron "apretados" por integrantes de la fuerza nacional.

La Cooperativa Eléctrica de Río Mayo afronta una crisis institucional sin precedentes. Desde hace meses el alumbrado público no se activa por las noches para ahorrar costos. A ello se suma el paro de actividades que realizan sus empleados para reclamar el pago de haberes.

Esto llevó también a que el Escuadrón 38 de Gendarmería Nacional decidiera cerrar un paso fronterizo por falta de energía, responsabilizando a los obreros. Es por eso que el Sindicato Regional de Luz y Fuerza de la Patagonia emitió un comunicado donde repudió el accionar de la fuerza nacional.

En el documento, el gremio manifiesta “su rechazo, preocupación y repudio frente a las acciones y comunicados realizados por el Escuadrón 38 Río Mayo de Gendarmería Nacional, que hace pocos días anunció que debía cerrar un paso fronterizo debido al paro de trabajadores de la Cooperativa local, a los que acusó de cortar de manera dolosa la energía.

“No compete a las fuerzas de seguridad juzgar o calificar el accionar de las personas, mucho menos descalificar el ejercicio de derechos constitucionales como es el derecho a huelga”, sostiene el sindicato.

“Más allá de las interpretaciones que puedan surgir de la oscura expresión ‘interrupción dolosa del servicio eléctrico’, puesta esa frase en este contexto solo puede ser considerada como un intento de amedrentamiento. En primer lugar porque es emitida por una fuerza de seguridad; en segundo término porque es adjudicada a trabajadores que habrían estado haciendo ejercicio de un derecho constitucional; y, por último, porque por ello se pretende responsabilizar a esos trabajadores del cierre de dos pasos internacionales”, agrega el parte gremial.

El documento también dimensiona: “la situación se agrava aún más cuando el mismo Escuadrón posteriormente se arroga la facultad de ‘consultar’ a los trabajadores sobre la medida y expone en un nuevo comunicado los alcances de esa medida, supuestamente dados a conocer por esos trabajadores. No puede más que interpretarse esa ‘consulta’ como un apriete y ese comunicado como proveniente de quien se promociona como el solucionador de un problema”.

“Sin ánimos de entrar en paralelismos exagerados, resulta imposible no comparar este tipo de situaciones con las más oscuras épocas de la Argentina. Una fuerza de seguridad que se arroga la potestad de juzgar el accionar de trabajadores que ejercen su derecho a huelga, los hace responsables del cierre de dos pasos internacionales y luego de jacta de haber intervenido para acotar la medida”, asegura el comunicado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico