Macri analiza junto a su mesa chica cambios en el gabinete

El presidente recibió ayer por la mañana a la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, al jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, al jefe de gabinete Marcos Peña y al consultor Jaime Durán Barba. Por la tarde se reunió con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

En medio de la crisis, la Quinta de Olivos volvió a ser ayer epicentro de otra reunión cumbre del Gobierno. Después de recibir a parte del gabinete el viernes en la Quinta Presidencial, ayer fue el turno de la mesa más chica de Cambiemos. Casi una vuelta al origen del PRO. Mauricio Macri recibió a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y al consultor Duran Barba. Los esperaba con el jefe de Gabinete Marcos Peña. El objetivo fue discutir la reestructuración de ministerios, que será una señal de ajuste en el gasto público y un mensaje político.

Según publica el diario Clarín, según fuentes oficiales el achique de ministerios podría provocar que, de los 20 actuales, quedarían 12. “Vamos a fusionar varias carteras”, anticiparon.

La situación de los vicejefes de gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, sigue siendo un enigma. El viernes trascendió que podrían dejar su cargo. Pero las versiones fueron desmentidas. Ahora, en el entorno de ambos funcionarios dicen que “habrá cambios” y reconocen que su situación es “incierta”.

Durante la tarde, el presidente volvió a juntarse con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, para definir los anuncios de medidas fiscales, previas al viaje a Washington para cerrar el nuevo acuerdo con el FMI. Se descuenta que las conversaciones seguirán hoy.

Antes, Macri espera definir cambios en el Gabinete. Mientras que Peña resistiría en su cargo, hay rumores de que podría perder poder. En ese sentido, la salida de Lopetegui o Quintana -o de ambos - sería toda una señal.

Una primera mirada sobre la cumbre de ayer es que, mientras un sector le pide apertura en sus decisiones, Macri se cerró en su mesa más chica. A la reunión no fueron convocados otros macristas del ala política, como el ministro Rogelio Frigerio y el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó. Tampoco aliados radicales como el jefe del partido, Alfredo Cornejo, o el gobernador Gerardo Morales. Ni representantes de la Coalición que lidera Elisa Carrió.

Respecto a los cambios en la estructura y la fusión de algunos ministerios -en caso de confirmarse-, se licuaría el poder de los exCEO. Por otro lado, se espera que desaparezcan como tales algunos ministerios. El Ejecutivo nacional tiene una veintena, número poco acorde con un Gobierno que promueve una reducción del gasto político. La versión de la reducción va y viene desde antes de las elecciones 2017, pero recién ahora se haría efectiva.

Los rumores alcanzan varias carteras: Agroindustria, dirigido por Luis Etchevere; Ciencia y Tecnología, de Lino Barañao; Ambiente y Desarrollo Sustentable, de Sergio Bergman; y Energía, de Javier Iguacel, entre otros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico