Macri, con un cierre “descontracturado”

Los días que quedan hasta la veda electoral -que comienza el viernes a las 8-, tendrá una agenda diferente a la del resto de los postulantes, ya que por su condición de jefe de Gobierno porteño se focalizará en mostrar resultados y eficiencia, y también tareas pendientes.

Buenos Aires (Télam)

El jefe de Gobierno porteño y candidato a la reelección, Mauricio Macri, planea realizar un acto “descontracturado” y “en contacto directo con la gente” como cierre de campaña, y descartó la posibilidad de un evento formal.
“El PRO no tendrá un acto formal de cierre de campaña, estamos pensando en un acto descontracturado y no convencional para esta semana”, dijo a Télam una fuente de la Mesa Directiva del PRO.
Precisó que “se están dando las últimas puntadas” al formato que tendrá este cierre de campaña, y agregó que se está pensando en un evento en el que los candidatos del PRO, Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, estén “en contacto directo con la gente” de la ciudad.
Mientras tanto, y hasta que ello ocurra, comenzaron a aparecer los spots publicitarios del PRO, en los que se ve a Macri y Vidal propiciando una actitud de solidaridad y convivencia entre los vecinos.
Los días que quedan hasta la veda electoral -que comienza el viernes a las 8-, Macri tendrá una agenda diferente a la del resto de los postulantes, ya que por su condición de jefe de gobierno porteño se focalizará en mostrar resultados y eficiencia, y también tareas pendientes.
En este contexto, Macri dejó ayer inaugurado un paso bajo nivel para el barrio de Palermo, y la semana pasada puso en marcha a la Policía Metropolitana en barrios del sur porteño.
“En cada una de estas actividades se reivindica la tarea diaria de gobierno, así como también la necesidad de profundizarla”, consignó la fuente.
Según confió, el clima en el PRO es de “confianza”, con la convicción de que el votante “ponderará la obra de gobierno” y el “cumplimiento de los compromisos” tomados, como turnos telefónicos para hospitales públicos, estaciones de bicicletas públicas, metrobus y policía metropolitana.
Por otra parte, se informó que Mauricio Macri votará el domingo a la mañana en la Universidad Caece, ubicada en Avenida de Mayo 866, debido a que se toma en cuenta la dirección de la sede del gobierno porteño, de Bolívar 1.
En el 2007, cuando fue elegido jefe de gobierno porteño, Macri votó en una escuela de la Avenida Santa Fe, dado que se tuvo en cuenta la ubicación de su vivienda, en la zona norte de la ciudad.
En tanto, la fuente del PRO adelantó que el búnker en el que el PRO esperará el resultado de la votación estará en Costa Salguero, desde donde se seguirá la evolución de los comicios.
Macri irá a las urnas el domingo, acompañado en la fórmula por la ministro de Desarrollo Social, Maria Eugenia Vidal, y con el rabino Sergio Bergman como candidato a primer legislador.
En el ámbito porteño descartan que la elección se pueda resolver en una primera vuelta, y dan por cierto que se definirá por balotaje el 31 de julio.
Mauricio Macri se bajó de la candidatura presidencial el 7 de mayo para encarar su reelección.
Tras un intento de unificar a la oposición en un programa de gobierno conjunto, que no tuvo respuesta en el resto de las fuerzas políticas, el PRO decidió no llevar postulante a la presidencia a los comicios nacionales del 23 de octubre.
Macri dio libertad de acción a sus seguidores, y adelantó que una vez resuelta la contienda porteña, analizará cada una de las propuestas de los candidatos a presidentes, para dar su opinión respecto a cuál de ellas tiene mayor afinidad con los valores del PRO, según él mismo dijo la semana pasada en conversación con la prensa tras un acto en Parque de los Patricios.

“Habrá ballotage”
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se mostró convencido ayer de que en las elecciones en la ciudad de Buenos Aires “va a haber ballotage” entre el candidato del Frente para la Victoria, Daniel Filmus, y el actual jefe de Gobierno, Mauricio Macri, a quien calificó de “impresentable”.
En este sentido, el jefe de ministros destacó que Filmus “puede exhibir cada una las acciones que ha llevado adelante como ministro de Educación o como senador de la Nación”, mientras que, contrariamente, Macri “no tiene qué exhibir”.
De hecho, en declaraciones formuladas al programa Baires Directo, de Telefé, Fernández consideró que “los contratos deleznables” que el jefe de Gobierno porteño y candidato a la reelección tiene “con el grupo Clarín” son los que “lo sostienen y le tapan todas las chanchadas”.
“Nuestro candidato tiene mucho para contar y mucho para decir, y desde el punto de vista de lo práctico, puede exhibir cada una de las acciones que ha llevado adelante como ministro de Educación o como senador”, planteó el jefe de Gabinete.
En este marco, consideró que Macri tiene -según las encuestas- una intención de voto que lo ubica en un eventual ballotage “porque nadie dice nada de lo que es”, en referencia a la manera en la que es exhibido el gobierno de la Ciudad por el grupo Clarín.
“La sociedad se entera de lo que está sucediendo en parte porque lo vive y lo padece, y en parte por la opinión que se forma, pero esta opinión que se forma está amañada por contratos o por cosas de estas características, que buscan mejorar la calidad de la relación de su candidato (por Macri) con los otros”, afirmó.
Por otro lado, dijo estar “convencido” de que el futuro de la ciudad se dirimirá en una segunda vuelta electoral, el 31 de julio, entre el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, y el candidato del Frente para la Victoria.
“Estoy convencido que (el lunes próximo) voy a estar feliz porque no tengo dudas de que nadie gana en primera vuelta y va a haber ballotage, y, después, Daniel (Filmus) tendrá que dar su campaña mano a mano contra este jefe que, para mí, es impresentable”, sostuvo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico