Macri y su gabinete siguen con reuniones en medio de la crisis
Se viven horas tensas y frenéticas en el Gobierno por la marcha de la economía, con el dólar que no encuentra techo y sus consecuencias en la economía. Hoy continuarán las reuniones encabezadas por el presidente Mauricio Macri con su Gabinete. Estarán sus principales asesores, entre ellos el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Ayer fueron en Casa Rosada. Hoy serán en la Quinta presidencial de Olivos, donde arribó Dujovne en las primeras horas de esta mañana, previo a la apertura de los mercados y luego de que este jueves anunciara que el lunes presentará un paquete de medidas y luego viajará a EEUU para reunirse con el FMI.

La de este jueves fue otra jornada de extrema volatilidad en el mercado con un dólar que llegó a superar los $ 40, y tal como lo relató ámbito.com en los pasillos de la Casa Rosada se percibió nerviosismo. Puertas adentro se llevaron a cabo numerosas reuniones de último momento más allá de los encuentros ya agendados como las de los ministros con los gobernadores por el Presupuesto 2019.

Por el momento, en el Gobierno descartan cambios en el Gabinete. Las miradas apuntan sobre todo a Peña, quien ayer se encargó él mismo de rechazar modificaciones en el equipo de Macri.

Luego de las reuniones de ayer, Macri dejó la Casa Rosada pasadas las 18. El que se quedó fue Dujovne quien se acercó a los periodistas para anunciar en una improvisada conferencia de prensa que el lunes presentará un paquete de medidas fiscales para revertir la "situación transitoria de desconfianza y necesitar menos del mercado" y viajará a Washington para definir los detalles de los adelantos de dinero que el Gobierno pidió al Fondo Monetario Internacional.

Tras un jueves de tensión y volatilidad que llevó al dólar a cotizar a 39,87 pesos, el funcionario nacional indicó que a comienzos de la próxima semana presentará "el detalle de las medidas complementarias" que implementarán "para avanzar en la reducción del déficit" y destacó que "eso permite que la Argentina tenga menos necesidad de financiamiento el año próximo".