Madres separadas de sus hijos se manifestaron en el Juzgado de Familia N° 2

En la mayoría de los casos llevan meses sin poder ver a sus hijos después de que les quitaran la custodia, advierten que no se respetan los derechos de los niños a mantener un vínculo no solo con su madre sino también con su familia materna. Esperan respuestas antes de la feria judicial.

Un grupo de mujeres madres se reunieron esta mañana a pocos metros del Juzgado de Familia N° 2 en el mismo lugar donde ayer se manifestaron las mujeres movilizadas en pedido de “Ni Una Menos”. Allí mantuvieron contacto con los medios e informaron que hay múltiple cantidad de casos de quita de la tenencia de hijos y lo más grave en ningún caso se respeta el “vínculo madre – hijo, y el de hijo con la familia materna”.

En diálogo con El Patagónico una de las madres presentes relató que cuando tenía la tenencia de su hijo, por los tratos que le prodigaba su pareja los encuentros padre e hijo se daban solo bajo su supervisión. Esto habría incomodado al progenitor que inició un proceso legal que derivó en el mes de julio en la quita de la tenencia.

“Me sacaron la custodia del nene, me dijeron que quedaba a cargo del padre y desde entonces no lo puedo ver. La jueza pidió que intervenga el equipo técnico para que yo pueda ver a mi hijo tener el contacto que es lo más normal del mundo el vínculo madre e hijo”, señaló la mujer.

Embed

“Yo no tengo el vínculo con mi hijo, y hoy había una audiencia para mis padres, que ellos tienen derecho, pero dos días antes e la audiencia Tomas Buffa que es el abogado de mi expareja tenía un viaje, se postergó la audiencia y mi familia tampoco puede ver a mi hijo, no se ahora si convocan a una nueva audiencia o vamos a tener que atravesar la feria”, lamentó.

JUZ.mp4

“El desarraigo que le hicieron a mi hijo para mi es traumático, no es justo que pasemos por esto, tenemos derecho a ese vínculo”, reclamó.

El relato fue reiterado, la hermana de una mujer con orden de restricción indicó que no le permiten más que escasos llamadas y video llamadas, pero ese mecanismo tampoco respeta los derechos de los niños que implican el trato con madre y padre. “Venimos con predisposición, con intenciones de hablar, lo que queremos es que escuchen el reclamo que no es de una sola persona”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico