Madres solicitaron a la Justicia que asegure el dictado de clases

Un grupo de madres de la Escuela 743 pidió ayer al Ministerio Público Fiscal su intervención para que la Justicia asegure la educación de sus hijos, interrumpida hace cuatro semanas por la retención de servicios que realizan los auxiliares de la Educación. El recurso es la continuidad de las acciones realizadas, que primero incluyó una solicitud a las autoridades escolares y ministeriales y otra presentación ante la Defensoría del Pueblo.

La fiscal Camila Banfi recibió ayer a la mañana una nota firmada por un grupo de madres y padres de la Escuela 743, del barrio Pueyrredón, en la que solicitaron la intervención de la justicia para asegurarles la educación de sus hijos y la vuelta al dictado de clases, que se interrumpió hace cuatro semanas, cuando comenzó la retención de servicio de los auxiliares de la educación.
Ana Lía Costa, una de las madres que efectivizó ayer el planteo ante la justicia, lamentó la situación que se está viviendo desde el 13 de agosto, día en el que comenzó la retención de servicio de los auxiliares que reclaman el pase a planta.

"NADIE HACE NADA"
“Es lamentable lo que está pasando. Podemos entender el reclamo, pero de ninguna manera podemos compartir que no se dicten clases. Todos se llenan la boca hablando del futuro, de la educación para los chicos, y resulta que nadie hace nada para asegurarle ese derecho”, indicó Ana Lía a El Patagónico.
Antes de la presentación ante el Ministerio Fiscal, los padres reclamaron por el dictado de clases en la misma escuela, donde mantuvieron reuniones con la directora y los responsables de Supervisión.
“Nos explicaron que tampoco podían hacer nada y pese a que pedimos la presencia y actuación del ministro de Educación, seguimos igual que cuando los porteros comenzaron la medida. Hace unos días también presentamos una nota en Defensoría del Pueblo, donde quedaron en contestarnos en función de los informes que soliciten sobre el particular”, relató la mamá.
En Fiscalía ayer se les explicó el relativo accionar que pueden desplegar en este tema y aseguraron una contestación formal en 48 horas. “Vamos a esperar ese tiempo, pero mientras tanto seguiremos planteando y buscando respuestas en el ministerio porque esto no puede seguir dilatándose más”, acotó.

LA MEDIDA CONTINUA
Los auxiliares de la Educación, nucleados en ATE, ratificaron la continuidad de la medida de fuerza, al menos "hasta que se consiga el pase a planta, o se confirme el llamado a paritaria; lo que ocurra primero”, aseguró el titular del gremio, Gerardo Coronado, a este diario.
El sindicalista entendió el reclamo de los padres y dijo que el mismo "es positivo porque va a obligar al gobierno a tomar determinaciones y convocar realmente al diálogo para alcanzar una solución. El gobierno provincial es el único responsable de lo que está pasando y que sentimos mucho, ya que somos los primeros en prestar funciones”.
El ministro Coordinador de Gabinete, Alberto Gilardino, había adelantado la convocatoria a paritaria. Fue el lunes cuando estuvo en Comodoro, acompañando al vicegobernador Mariano Arcioni, y se lo consultó por la situación que se vivía en las escuelas, la preocupación de los padres y el reclamo de los auxiliares.
“Lo estamos analizando y definiendo. Posiblemente la semana próxima se convoque a paritarias porque, si bien estamos con los sueldos al día y las paritarias se cerraron, hay que reabrirlas y en ella seguramente se tratará el pase a planta de los auxiliares”, afirmó.
Los auxiliares rechazaron el pedido del gobierno, que supeditó el armado de una reunión de negociación al levantamiento de la retención de servicios, pero tienen claro que para participar en la paritaria no deben tener medidas de fuerza en marcha.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico