Madrugada de violencia en el barrio Laprida

Ayer en el barrio Laprida hubo quienes no pudieron conciliar el sueño. Un grupo de entre 15 y 20 chicos se concentraron en la plaza que está cerca de la iglesia del barrio. Desde temprano se comenzaron a escuchar las risas y los gritos propios de quienes parecen estar pasando un buen momento. Pero cuando pasada la medianoche el ruido se hacía insoportable para quienes debían descansar para estar repuestos en el trabajo.

Entonces se sucedieron los llamados telefónicos a la Seccional del  sector para que fueran a disuadir a los chicos de seguir con su encuentro.
Dos efectivos se aproximaron al lugar alrededor de las 2 de ayer pero lo único que recibieron fueron insultos de parte del grupo que incluso los amenazó con atacarlos.
Entonces comenzaron las corridas por las calles principales del vecindario. Los policías consiguieron refugiarse en el interior de la dependencia policial. Justo a tiempo para evitar una lluvia de pedradas que se prolongó durante dos horas.
La situación se controló y los integrantes del grupo se dispersaron, tal vez, por cansancio.
Los vecinos se solidarizaron ayer con los efectivos policiales. Plantearon además su descuerdo con el reducido número de agentes de la que dispone la Comisaría, cuya dotación sólo está conformada por tres personas. Con este plantel es poco lo que se puede hacer frente a la aglomeración de bandas que tienen en el consumo de alcohol y otras sustancias como una forma de pasatiempo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico