Malos perdedores

Al término del partido entre Deportivo Sarmiento y Huracán, un grupo de hinchas del dueño de casa, amargado por la derrota, no tuvo mejor idea que descargar su bronca atacando con piedras a los efectivos policiales que resguardaban la seguridad en el campo de juego.
Mientras la barra de Huracán, que viajó a Sarmiento con un minúsculo grupo se retiró en paz, los hinchas sarmientinos comenzaron a apredrear a los policías, quienes resistieron el ataque con sus escudos a la espera de refuerzos.
El saldo de la agresión fue un agente con contusiones y otro con algunos cortes. Además, una camioneta de la Policía del Chubut sufrió la rotura de su luneta.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico