Mañana empieza el juicio por espionaje a ex jefes de la Armada

Los ex jefes de la Armada, Jorge Godoy y Benito Rotolo, serán juzgados por incumplimiento de los deberes de funcionario público en el marco de la causa por espionaje ilegal en Trelew.

El juicio se realizará en Comodoro Py, a las 10, ante el juez federal Sebastián Casanello. El proceso contra los representantes de la Armada surge por las denuncias del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) en 2006, por las “prácticas ilegítimas” realizadas por el Servicio de Inteligencia Naval desde la base Almirante Zar, Trelew.

Se debe recordar que por el caso recibieron penas leves integrantes de la fuerza de los escalafones más bajos. Ahora se realizará el juicio contra los que conducían la Armada cuando se realizaban las tareas de seguimiento y recopilación de información ilegal, el ex jefe de la Armada, Jorge Godoy, y el subjefe Benito Rótolo.

Se estima que el proceso requerirá al menos cinco audiencias. La acusación la llevarán adelante el fiscal federal Fernando Gélvez y el Centro de Estudios Legales y Sociales, como querellante, con la participación además del abogado chubutense, Pablo Hualpa.

La causa se inició en 2006 y se comprobó que desde la base militar en Trelew se realizaron tareas de espionaje sobre dirigentes políticos, sindicales, sociales y periodistas y se confeccionaban fichas al respecto.

IMPARTIERON DIRECTIVAS

Al confirmar los procesamientos de ambos ex jefes navales dictados por el juez federal Daniel Rafecas la Sala II de la Cámara Federal sostuvo que eran quienes “controlaban el aparato de inteligencia de la Armada” e “impartieron las directivas que pusieron en marcha las actividades delictivas”.

El juicio se desarrolla en momentos en que está en discusión el rol incluso de la Secretaría de Inteligencia como organismo a cargo de las tareas de “inteligencia”, y el ejercicio de las mismas en el marco de las políticas de los Derechos Humanos, en particular “a la Intimidad”.

Se debe considerar que este juicio es uno de los cuatro que aborda casos de espionaje ilegal. La justicia investiga presuntas actividades de inteligencia ilegal en Gendarmería, Policía Federal y el Ejército.

Uno de ellos es el denominado Proyecto X que plantea las tareas de investigación que realizaría Gendarmería que derivaron en causas judiciales contra trabajadores de Kraft, en 2009 y 2010. El juez federal Sebastián Casanello indagó a los gendarmes que realizaban el trabajo de campo, pero dictó la falta de mérito. Sin embargo, en esta misma resolución encargó una serie de medidas que apuntan a la dirección de la fuerza. La decisión fue apelada.

Otro caso que surgió en las fuerzas que dependen del Ministerio de Seguridad es el del espía de la Policía Federal Américo Balbuena, infiltrado por más diez años en la Agencia de Noticias Rodolfo Walsh hasta ser descubierto en abril de 2013. El caso se encuentra demorado a la espera de pericias técnicas sobre material incautado a la Policía Federal. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico