Mandela fue internado debido a una infección pulmonar

El ex Presidente de Sudáfrica fue internado nuevamente por una infección pulmonar recurrente que sufre desde hace 3 meses, aunque autoridades oficiales declararon que “responde positivamente al tratamiento”.

La oficina del presidente sudafricano, Jacob Zuma, anunció en un comunicado que el anciano líder antiapartheid, de 94 años, fue ingresado ayer en un hospital de Pretoria "poco antes de la medianoche" por una "recaída de su infección pulmonar".

En el parte oficial, el portavoz presidencial Mac Maharaj agregó  que Mandela permaneció consciente en todo momento, cuando entró al hospital y cuando fue efectivamente internado.

Más tarde, en un segundo comunicado, la Presidencia dijo que Mandela, quien ya fue internado cinco veces en poco más de dos años, estaba respondiendo favorablemente al tratamiento médico.

"Los doctores señalan que el ex presidente Nelson Mandela está respondiendo positivamente a la infección pulmonar recurrente. Sigue bajo tratamiento y observación en el hospital", afirmó el escrito, citado por la agencia de noticias DPA.

Pese a que la Presidencia sudafricana no hizo público hasta el momento el centro donde fue ingresado Mandela, los periodistas ya montaron guardia con sus cámaras frente al Hospital Militar de Pretoria, donde se especula que podría encontrarse, informó Télam.

El presidente Zuma deseó a Madiba (nombre del clan de Mandela en lengua xhosa y como se lo conoce cariñosamente en Sudáfrica) una rápida recuperación y pidió "a los sudafricanos y al mundo" que rezaran "por Mandela y su familia".

Además, la Presidencia pidió respetar la "intimidad" de Mandela para "dejar a los médicos hacer su trabajo".

Mandela, quien durante 67 años luchó contra el sistema racista del "apartheid" impuesto por la minoría blanca en Sudáfrica, sufre problemas respiratorios surgidos durante sus 27 años de detención por parte del régimen. Precisamente contrajo tuberculosis en esa época de preso político.

El premio Nobel de la Paz de 1993 fue operado el pasado mes de diciembre de cálculos en la vesícula y tratado de complicaciones respiratorias, durante una estancia de más de dos semanas en el hospital, lo que condujo a insistentes rumores sobre su muerte.

El primer presidente negro de Sudáfrica vive entre Johannesburgo y Qunu, la localidad oriental donde pasó su infancia, bajo permanente vigilancia médica.

Su última aparición pública se remonta a la ceremonia de clausura del Mundial de fútbol de 2010 celebrado en Sudáfrica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico