Máquina de perder pelotas

El club Talleres Juniors sufrió robos en tres oportunidades, y el último dejó a todas las categorías formativas sin los elementos básicos para entrenar. Los dirigentes no agacharon la cabeza y empezaron de cero, pero Luis Naduán entiende que se debe cercar el predio cuanto antes. “Nuestra intención es poder cambiar la cancha. Ponerla de costado, estaríamos ganando 70 metros en la parte inferior. La verdad es que el equipo que le toca estar abajo, lo sufre mucho y no sale del fondo. A su vez, somos una máquina de perder pelotas”, explicó Naduán.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico