María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz fueron recordadas con música y teatro

Estudiantes de la Escuela 738 realizaron el Festival "Resistencia estudiantil", en homenaje a María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz y en apoyo de la lucha estudiantil y docente. El encuentro contó con la participación de músicos como Alakrán Márquez. Los homenajes a las docentes fallecidas en un accidente rutero tras haber participado de una protesta en Rawson, continuarán para reflejar el legado de ambas profesoras.

María Cristina Aguilar y Jorgelina Ruiz Díaz murieron el 17 de septiembre en un fatal accidente en ruta Nacional 3, a pocos kilómetros de Trelew, cuando regresaban a Comodoro Rivadavia luego de haber participado de una movilización en reclamo del pago en tiempo y forma de sus sueldos como trabajadoras estatales.

Las docentes eran un pilar fundamental en la educación de cientos de jóvenes de la Escuela 738 por lo que sus pérdidas significó un gran dolor para toda la comunidad educativa. El dolor persiste en sus estudiantes, pero sus ganas de homenajearlas son más grandes. Es por eso que ayer realizaron el Festival “Resistencia estudiantil” para recordar a las docentes y apoyar la lucha estudiantil y docente.

El encuentro comenzó a las 15 y se extendió hasta las 22 en el establecimiento del barrio San Cayetano, con la participación de Alakrán Márquez, Ensamble, Leonela Jaramillo, Ciro. A y Agustina B, Enzo Antoniazzi, Ale Plaza, Tres Extraños, Magma, Ale Fras y Lokatty.

“Nosotros comenzamos la iniciativa cuando no había respuesta a los estatales y por el tema de las profesoras que fallecieron, comenzamos a organizar un festival en su honor. Somos seis chicos que nos juntamos y organizamos esto. Nos fuimos turnando con la organización para que salga de la mejor manera”, explicó Mauricio Velázquez, uno de los alumnos de Cristina y Jorgelina, en diálogo con El Patagónico.

“TODAVIA NO PODEMOS CREER QUE NO ESTEN”

En la Escuela 738 todavía es difícil de asimilar el golpe que significó perder a las dos docentes sabiendo que fueron a Rawson para luchar por sus salarios. “Nosotros la tristeza la vamos a tener siempre. Todavía nos duele. Nos es fácil asimilar la pérdida. Nos es fácil verlas todos los días a las 7 y que de una noche para otra, no las veamos más y pasar a despedirlas”, graficó su alumno.

Velázquez reveló que el homenaje se efectuó ayer porque antes los estudiantes no se sentían preparados para realizar la actividad. “El ánimo no fue muy bueno durante mucho tiempo. Por eso nosotros no quisimos empezar con esto enseguida. Por una parte queríamos respetarnos entre nosotros y respetar el fallecimiento de las profesoras”, sostuvo.

El Festival fue una muestra de alegría y esperanza para la comunidad educativa y se convirtió en una señal de que se debe continuar frente al dolor. “Nosotros quisimos mostrar el Festival en esencia de alegría porque ellas eran así. Eran alegres, felices y no hubieran querido que nosotros estuviéramos tan abajo. Organizar este Festival fue más porque ellas nos incentivaron siempre a luchar por lo que queremos. Nos duele pero sabemos que hay que seguir y sabemos que ellas desde algún lugar nos están mirando y están orgullosas de lo que estamos haciendo”, consideró.

Los homenajes hacia las profesoras no se detendrán. Es que los alumnos ya trabajan en otras actividades para enaltecer el legado de las docentes. “Como hablamos entre nosotros, esto no va a terminar en un Festival. Vamos a organizar bastantes cosas, queremos hacer algo que las represente como fueron. Queremos hacer algo grande para que todos sepan la clase de maestras que fueron con nosotros, con sus alumnos”, afirmó Velázquez.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico