Mariela Martínez seguirá en prisión y deberá esperar para ver a su hija

Finalmente Mariela Martínez -acusada como partícipe necesaria en el homicidio en ocasión de robo a la familia Blanco el 5 de agosto pasado- no podrá ir a visitar a su hija a Mendoza, como solicitó a la Justicia. Como seguirá con prisión preventiva, deberá esperar que la niña venga a Comodoro Rivadavia.

Un tribunal colegiado compuesto por los jueces Alejandro Soñis y Hugo Juárez revisó el lunes a la mañana la medida de coerción impuesta por el juez natural de la causa Miguel Angel Caviglia para Mariela Martínez -la mujer acusada de ser partícipe necesaria en el homicidio en ocasión de robo a la familia Blanco, ocurrido el 5 de agosto pasado en La Prensa al 700-.

La revisión estaba prevista para el viernes, pero por una cuestión de salud que padeció uno de los magistrados se suspendió para esta semana.

Martínez está acusada por la Fiscalía junto a su primo, Gustavo Martínez, y a Lucas Avila Maya del robo armado a la casa de la familia Blanco, donde se hirió de gravedad a Santiago Blanco, quien moriría horas más tarde.

Los jueces no hicieron lugar a la morigeración de la medida de coerción que viene cumpliendo Martínez desde el 15 de agosto en la Alcaidía Policial, donde 11 días después de llegar a ese centro de detención intentó fugarse por una ventana.

La defensa de Martínez, además, demandaba su presencia en Mendoza para estar con su hija, quien en estos momentos permanecería al cuidado de una persona que no tiene relación de parentesco directo con ella.

Sin embargo, los jueces consideraron “abstracto” el planteo, por lo que Martínez seguirá bajo prisión preventiva en Comodoro y deberá esperar a que su hija llegue a la ciudad para verla.

Los jueces volvieron a tener en cuenta la expectativa de pena, las características graves del hecho y la falta de arraigo en la zona, como peligros de fuga.

Hay que recordar que Martínez presentó anteriormente un escrito diciendo que no había tenido participación en el robo y su defensa planteó que había tenido una especie de asistencia humanitaria brindada por ella hacia su primo, lo cual la habría dejado vinculada al hecho (haberlo traslado herido para asistencia médica). No obstante el juez natural de la causa, Miguel Caviglia, entendió que de haber sido así la mujer no se hubiera marchado de la ciudad con identidad falsa, dejándolo abandonado en el Hospital Regional.

LA ACUSACION

La fiscal Camila Banfi, tras un prolijo trabajo de investigación, a principios de mes realizó la acusación del caso caratulado como homicidio en ocasión de robo en concurso real con lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego, dos hechos, en calidad de coautores para Gustavo Martínez y Lucas Avila Maya, y de partícipe necesario para Mariela Martínez.

En esa pieza acusatoria se fijó además la pretensión punitiva de 25 años como única pena, la máxima prevista para la escala penal establecida en el artículo 165 del Código Penal, el cual parte de un mínimo de diez años.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico