Mario “Manzanita” Castillo pasará dos meses en prisión

La Fiscalía imputó ayer al sospechoso de apuñalar a Franco Romero el martes durante los carnavales y el juez Jorge Odorisio le dictó dos meses de prisión preventiva. Se confirmó además que la víctima recibió tres puñaladas con una navaja denominada mariposa. Continúa en estado reservado en una clínica privada.

 En el edificio de la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia se desarrolló ayer la audiencia de control de detención y formalización de la investigación contra Mario Denis Castillo, de 19 años, acusado de atacar con un arma blanca a Franco Romero (25).

El acto que estuvo presidido por el juez penal Jorge Odorisio comenzó pasadas las 12 y el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por la fiscal general Cecilia Codina. En tanto, Castillo fue defendido por abogada de la Defensa Pública Cristina Sadino.

La acusadora pública expuso los detalles del incidente registrado alrededor de las 19 del martes en San Martín, entre 25 de Mayo y Mitre, segunda jornada de los “Carnavales de la Alegría”. Franco Romero había concurrido con familiares, su novia y hermano de esta, de 15 años.

Justamente al adolescente le arrojaron espuma en los ojos y le recriminó la acción al grupo que lo hizo. Tras una discusión recibió un golpe de puño y allí intercedió Romero para defender a su cuñado, contó la novia de la victima a Diario Patagónico.

Según el testimonio de tres de los testigos ante la justicia, Castillo sacó una navaja denominada mariposa por la forma de los aros del mango y le habría asestado tres puntazos a la altura del tórax y cortes en el rostro. La misma fue secuestrada por el personal policial interviniente.

Entre la multitud, Romero cayó bañado en sangre y luego de media hora de espera fue trasladado a la guardia del Hospital Regional, donde ingresó en grave estado. Las heridas comprometieron la vena cava inferior, el páncreas, la vesícula y el tórax.

El grupo agresor fue retenido por los efectivos y en la confusión del episodio se retiraron.

Ayer, Codina imputó a “Manzanita” por el delito de homicidio en grado de tentativa y pidió la prisión preventiva por el lapso de dos meses.

Mientras, la defensora no se opuso a la calificación jurídica pero sí cuestionó la medida de prisión preventiva y en forma subsidiaria solicitó el arresto domiciliario.

En su resolución, el magistrado dio por legalizada la detención de Castillo, debido a que se produjo durante un allanamiento autorizado en el domicilio de sus padres, en la calle Código 475 del Abel Amaya. Allí se secuestraron las vestimentas que llevaba puesta al momento del ataque y teléfonos celulares.

Odorisio avaló la imputación de la fiscalía, decretó dos meses de prisión preventiva y tres meses para culminar con la investigación.

En tanto, Romero sigue en estado delicado, aunque mostró leves signos de evolución. Ya fue intervenido en dos oportunidades y se encuentran internado en una sala de terapia intensiva de una clínica privada. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico