Mario Rodríguez entra en la recta final de cara a su 3ª participación en un Mundial
En la antesala del certamen internacional que se desarrollará del 4 al 16 de septiembre, el comodorense describió lo que vive en la preparación intensiva con los mejores exponentes de España, para buscar ser uno de los destacados entre los 8 mil atletas que se darán cita en la ciudad costera.

En la capital española son las 9 de la noche, de fondo unos artistas callejeros amenizan la noche con música mexicana, y Mario Rodríguez –45 años, ex basquetbolista de la “Fede”, alumno de Nazario Araujo y entrenador del Team Treno- se toma unos minutos para dialogar con El Patagónico, en la recta final de su preparación al Mundial de Atletismo Master de Málaga que tendrá lugar del 4 al 16 de septiembre, con una participación estimada en unos 8.000 atletas.

“Primero agradezco al diario que siempre me tiene presente desde mi primer Mundial en Brasil (2013). En cuanto a mí yo llegué el 5 de agosto y desde esa fecha estoy entrenando en el CAR (Centro de Alto Rendimiento) de Madrid, que pertenece al Consejo Superior de España. Este centro es utilizado por diversos deportistas de elite del deporte español. Y te cruzas con gente de triatlón, squash, badmington, de todo. Y es uno de los centros más importantes de España. En cuanto a atletismo tiene una pista al aire libre y otra cubierta de 200 metros. Yo entrenó todos los días ahí, y los martes, jueves y sábado hago los trabajos específicos de acuerdo a las distancias en las que voy a competir”, describió Rodríguez.

Lunes, miércoles y domingos, Mario junto a un grupo de atletas concurre a un lugar conocido como “Casa de campo”, donde se intensifican los trabajos de fondo en circuitos de 10, 12, 15, 18 y 25 kilómetros dentro de un predio cerrado y variado en su geografía, con distintas superficies de suelo.

“Los días de fondo también hago la rutina de pesas dentro del Centro. Además cuento con la colaboración de Fernando Carro (26 años y subcampeón europeo de mayores) que viene de correr en Alemania. Y en lo que respecta a las pasadas he notado un gran cambio en mi rendimiento. La verdad estar acá es lo ideal para cualquier deportista, porque en el mismo centro contás con vestuarios, duchas, baños de inmersión en hielo, sauna. Y creo que ayuda en cuanto a la recuperación de alta intensidad. Todo en un solo lugar”, confesó.

El jueves 6 de septiembre, y tren de por medio, Mario Rodríguez recorrerá los 500 kilómetros que separan Madrid de la ciudad costera de Málaga para concretar su tercera participación mundialista.

“Acá estamos en 36 grados de temperatura de un calor seco, por eso la idea era venir antes para adaptarme. En Málaga, estaré compitiendo el domingo 9 de septiembre los 10 mil metros, el 12 los 5 mil y voy a cerrar la experiencia mundialista el domingo 16 con la media maratón”, expresó.

De esta manera, y con un plan que empezó hace un año, Rodríguez transita el último tramo de una nueva ilusión.

“Lo que tenía que hacer para llegar de la mejor forma a un Mundial lo estoy haciendo. Voy a llegar en muy buena forma. Y allá veremos para qué va a alcanzar eso, ojalá sea para una buena posición. Pero también resalto la buena experiencia que me llevo no solo como atleta sino como entrenador, porque tuve la posibilidad de compartir con entrenadores de los mejores corredores de España, compartí mucho con uno de los grandes preparadores como Roberto Sotomayor Menéndez y también con el entrenador de Fernando Carro. Desde ese lugar me llevo una experiencia que espero capitalizar cuando vuelva con mi grupo”, sentenció.