Martín Rolle: "quería cerrar el círculo en donde me inicié"

El exvolante de la CAI se vuelve desde Europa para sumarse a Brown de Puerto Madryn en la Primera Nacional. "Esta vez se dio la posibilidad. A veces hay que esperar que esté la necesidad del club, el deseo del jugador y, en este caso, mi familia acompaña", aseguró.

A los 36 años, el rosarino Martín Rolle decidió volver a la Argentina y más precisamente a Chubut, su tierra adoptiva, para reencontrarse con su primer amor, Guillermo Brown de Puerto Madryn.

El volante ofensivo que vistió los colores de la Comisión de Actividades Infantiles durante seis años, incluida la etapa de la Primera B Nacional, viene de ser una de las figuras del Ionikos de Grecia, equipo con el que consiguió el ascenso a la Super Liga Griega, siendo un pilar fundamental y máximo asistidor del equipo con 9 asistencias y 4 goles.

Ahora se sumará a Brown, que se encuentra en el último lugar de la tabla de la Zona B de la Primera Nacional. Para el ex San Lorenzo, Olimpo, Arsenal y Unión, este regreso tiene un significado muy especial.

“Vuelvo al club en el que empecé y estoy muy contento. Quería cerrar el círculo de mi carrera volviendo al lugar donde me inicié, donde también están mis padres, mis amigos”, reconoció en diálogo con el programa Comodoro Sports (104.1 Radio de Camioneros).

“Esta vez se dio la posibilidad. A veces hay que esperar que esté la necesidad del club, el deseo del jugador y, en este caso, mi familia acompaña, porque si no, otra hubiese sido la decisión”, admitió.

Rolle se encuentra radicado en España y actualmente reside en Calpe, un municipio de la provincia de Alicante, Comunidad Valenciana, situado en la costa norte de la provincia de Alicante, pero en Europa su trayectoria está ligada a Grecia.

“Son cinco o seis años los que llevo en Europa y desde hace tres estoy radicado en España. Tuve la posibilidad de jugar en el fútbol griego, donde soy muy respetado. Me ha ido muy bien y es un país del que me he traído muchísimas cosas de su cultura”, aseguró.

Asimismo, resaltó: “tuve un paso por Italia, de donde también he sacado cosas positivas. Lamentablemente, me tocó ahí la primera pandemia y el primer aislamiento, pero es un balance totalmente positivo que me ha hecho crecer como jugador, como persona y, obviamente, me ha dado un montón de experiencia a nivel humano”.

En Ionikos logró uno de sus mayores éxitos a nivel grupal y personal y, además, compartió plantel con un ex CAI, a quien ya considera un amigo.

“Gracias a Dios, tuvimos una buena temporada, una buena cantidad de goles. Seguimos manteniendo la buena cantidad de asistencias, que es lo que siempre me ha caracterizado, y estoy muy contento de haber disfrutado el último año en Grecia con un logro grupal, ya que pudimos salir campeones y, sobre todo, por haber jugado con otro chico formado en la CAI como Matías Castro, que lo vi crecer y hoy tenemos una amistad enorme”, rescató.

Martín Rolle llegaría al país el 2 de agosto, dependiendo de las restricciones y situaciones que tiene que terminar de definir en España, para empezar a enfocarse en Brown de Puerto Madryn.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico