Más de un millar de estatales volvieron a marchar y la próxima semana van a Rawson

El centro de Comodoro fue nuevamente escenario de una multitudinaria manifestación de los gremios estatales. Los trabajadores se movilizaron en defensa de sus salarios, de los derechos de los jubilados y por la obra social SEROS, acusando que el gobernador Mariano Arcioni replica las mismas políticas de ajuste que Mauricio Macri. El jueves 8 de agosto se realizará una gran movilización en Rawson.

Chubut atraviesa días de plena turbulencia marcados por el descontento de los trabajadores estatales. La incertidumbre se adueña de la provincia y se trabaja para llegar a acuerdos que traigan aire a una sociedad que perdió la paciencia frente a las políticas de ajuste.

Es por eso que más de 1.000 empleados públicos marcharon ayer por el centro de Comodoro y confirmaron que el 8 de agosto se replicarán las protestas cuando todos los trabajadores estatales viajen a Rawson para movilizarse en defensa de sus salarios, de los jubilados y de la obra social SEROS.

La marcha de los gremios estatales de ayer fue multitudinaria y se hizo sentir por las calles céntricas. Es que la convocatoria superó a la “Marcha con Antorchas” que se llevó a cabo el 24 de abril del año pasado en reclamo por el pago escalonado de los haberes.

La concentración comenzó a las 10 en la plaza de la Escuela 83 donde la Regional Sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Chubut (ATECh) esperaba a los trabajadores nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), que se habían reunido en Alsina y San Martín, para visualizar más el reclamo.

En el espacio público también hubo referentes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Sindicato de Salud Pública (SiSaP), Sindicato Único de Trabajadores de Administraciones Portuarias (SUTAP), Sindicato de Trabajadores Viales del Chubut (Sitravich) y Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP), entre otros.

Todos los representantes de los gremios estatales cuestionaron las políticas del gobernador Mariano Arcioni y repudiaron la falta de información sobre el pago de sus haberes correspondientes al mes de julio. También criticaron la decisión del Gobierno provincial por no haber abonado los aumentos y los retroactivos firmados en paritarias antes de las elecciones provinciales de junio.

“CHUBUT ESTA EN DEFAULT”

Uno de los oradores más crítico con el Ejecutivo provincial fue el secretario general de ATE, Gerardo Coronado, quien sostuvo que las políticas actuales llevaron a Chubut al default.

“No podemos permitir el pago escalonado y debemos denunciar el fraude electoral. Fue una mentira lo que pasó (en las elecciones) ¿Dónde quedó la plata de los estatales? ¿Dónde está la plata que pidieron a Nación? Este Gobierno no tiene límites porque fueron por los jubilados”, cuestionó.

“Es terrible lo que está pasando. El aumento salarial no está cargado. Es una mentira más del gobierno de Arcioni. Por suerte está la movilización y la unidad. Vamos a ver cuándo nos empiezan a pagar los salarios porque no hay fecha de pago. La Provincia está en default, lo dijeron ellos”, aseguró.

Por su parte Gladys Díaz, de CTA, sostuvo que la movilización fue una “cátedra” que dieron los trabajadores estatales. “La Constitución se debe respetar. Nada de venir a decir que nosotros rompemos el orden. Todos los magistrados dijeron que en esta provincia se miente y que se firman acuerdos paritarios que no se saben si se pueden pagar. Arcioni es Macri. Ningún trabajador va a entregar su salario, ni los convenios colectivos, ni los acuerdos paritarios. Seguimos luchando para decirle al señor gobernador que respete la Constitución y los acuerdos colectivos de trabajo, sino ya sabe lo que tiene que hacer”, aseveró.

Asimismo, Armando Vargas de ATE sostuvo que “queremos leyes a favor de los trabajadores. No pueden venir a decirnos que la megaminería es la salvación. Hace 30 años que los jubilados no salían a la calle en Chubut. No vamos a permitir que Nación y Provincia sigan explotando a los trabajadores. Vamos a seguir en la pelea, cortando rutas y tomando edificios públicos”.

La movilización también contó con la participación de estudiantes de 10 escuelas secundarias que se solidarizaron con los trabajadores estatales y manifestaron su preocupación por el servicio del Transporte Educativo Gratuito.

CANCIONES Y OLLA POPULAR

Las marchas en Comodoro suelen parar en determinadas esquinas para hacer más visible el reclamo pero en esta oportunidad no fue necesario debido a la multitud. Es por eso que los agentes de la Dirección de Tránsito solo debían parar a los automovilistas para que no continuaran su marcha.

“Si nos tiran el salario al bombo, va a ver quilombo; olé olé olé olá corte de ruta, paro nacional, argentinazo y gobierno popular; y ya lo ve los estatales otra vez; y unidad de los trabajadores y al que no le gusta se jode” fueron algunas de las canciones que marcaron el pulso de la manifestación estatal.

Las letras cambiaron cuando los estatales llegaron a la escribanía de Mariano Arcioni y observaron la custodia policial. Allí, el grito fue “Arcioni compadre, la cosa está que arde”. El paso de los trabajadores continuó hasta el Instituto de Seguridad Social y Seguros de Chubut (ISSyS) pero cuando se pasó por la sala velatoria de la Yrigoyen se hizo silencio en respeto a las familias en duelo. Luego se dio un aplauso unánime.

En ISSyS se unieron los empleados nucleados en el Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut (SITRAJUCH) donde se dejó en claro que “no importan los policías porque los verdaderos ladrones están en Casa de Gobierno”.

La movilización finalizó con una olla popular y la certeza de que los reclamos continuarán en toda la provincia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico