Masiva marcha de estatales contra los despidos de Macri

Trabajadores agrupados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) protestaron ayer frente a la jefatura de Gobierno de la Ciudad, contra la decisión de no renovar más de 2.300 contratos.

Buenos Aires (Télam)
Los empleados estatales de ATE y CTA no participaron en el acuerdo suscripto el martes entre el Gobierno porteño y el gremio Sutecba, por el cual se acordó la revisión «caso por caso» de los contratos vigentes para determinar su continuidad.
Leopoldo González, secretario general de ATE, dijo ayer que «no queda claro cuál es el acuerdo» firmado entre el Gobierno porteño y Sutecba y enfatizó que su gremio considera que «es ambiguo y plantea cosas preocupantes.
«Hemos sido cuidadosos con la movilidad funcional de los trabajadores y el gobierno sigue ratificando que lo que se plantea es hacia adelante, sin modificar ni revisar los 2.300 despidos que se han efectuado», señaló.
González dijo que ATE «nunca fue convocada» para dialogar con el Gobierno porteño y que la medida que se llevó adelante ayer -que partió de Avenida de Mayo y 9 de Julio hasta la Jefatura de Gobierno- tendrá incidencia particular en «hospitales, sectores de la cultura y de la administración de la ciudad».
Por su parte, el secretario general del Gobierno porteño, Marcos Peña, sostuvo ayer que la administración porteña está dispuesta a convocar a ATE al diálogo para analizar la situación del empleo público, pero reclamó «que se levanten las medidas de fuerza».
En declaraciones, el funcionario porteño se cruzó con el secretario adjunto de ATE Capital, Rodolfo Arrechea, quien le recriminó la ausencia de una convocatoria al diálogo hacia ese sector sindical.
«No hemos sido convocados por ningún funcionario del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, pero no tengo problemas en asumir el compromiso de suspender la medida de fuerza si se va a entablar el diálogo que estamos pidiendo», dijo Arrechea.

El macrismo confía en el respaldo legislativo
Buenos Aires (Télam)

El macrismo confía en conseguir hoy el respaldo legislativo a la intervención de la obra social de la Ciudad, que recibió ayer el repudio -con un paro de 24 horas- de ATE, tras el acuerdo alcanzado con el gremio de los municipales, dijeron fuentes partidarias.
La intervención de OBSBA dispuesta por el gobierno porteño podría quedar ratificada hoy en una sesión extraordinaria de la Legislatura, si el oficialismo consigue el voto de la mitad más uno de los diputados presentes.
Sin embargo, la justicia contravencional porteña podría desactivar la intervención si en las próximas horas dicta una medida de «no innovar», en respuesta a un amparo presentado por Sutecba, pese a que el martes el gremio acercó posiciones con el gobierno porteño en una pulseada paralela por la no renovación de contratos.
El jefe de Gabinete del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, confió ayer en que la Justicia no obstaculice la intervención a la obra social y remarcó que el oficialismo buscará en Legislatura «un apoyo político adicional» a la medida.
«No veo razones para que la justicia haga lugar al amparo y lo más natural es que la Legislatura decida porque es el cuerpo en el que están representados los partidos y los votos de la gente», afirmó.

Elisa Carrió apoyó la intervención
Buenos Aires (Télam)
La líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, consideró ayer que es «absolutamente correcta» la decisión del jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, de intervenir la obra social ObSBA, pero cuestionó el «pacto» con el sindicato Sutecba, que definió como «la lógica Alfonsín».
«La intervención es absolutamente correcta. Eso era una caja en la que no había servicios para los empleados municipales y donde se tendría que haber operado la desregulación en el año 2003», detalló Carrió al compartir los argumentos del macrismo para disponer la medida.
Sin embargo, la dirigente diferenció posiciones ideológicas generales del caso puntual del apoyo a la ObSBA al sostener que la Coalición Cívica «va a acompañar lo que es correcto» y puso como ejemplo contrario que su fuerza «no está de acuerdo ni dispuesta a acompañar un criterio de despidos masivos».
En ese punto, Carrió criticó el «pacto» entre el gobierno de Macri y el sindicato de empleados de la ciudad Sutecba, que denominó una «lógica (Raúl) Alfonsín: enfrentar a los sindicatos cuando recién se asume con alta legitimidad y terminar pactando».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico