Masiva marcha en Sarmiento a tres meses del triple homicidio

Daniela Santos, la hermana de Marisa -quien el 23 de noviembre del año pasado fue asesinada junto a sus hijos Lucas Ramis y Victoria Ramis-, encabezó ayer una manifestación por las calles de Sarmiento. “No era contra nadie sino para que Dios ilumine la cabeza y el corazón de los jueces”, dijo Daniela a Diario Patagónico sobre el propósito de la marcha.

 La marcha a tres meses de los homicidios de Marisa Santos (48) y sus dos hijos Lucas Ramis (15) y Victoria Ramis (17) fue multitudinaria para la localidad de Sarmiento. Unos 200 habitantes le dieron el apoyo a Daniela Santos, quien encabezó la movilización de manera silenciosa y con pancartas en alto por las calles céntricas del pueblo para finalmente concluir con una misa por el descanso en paz de la madre y sus hijos.

La concentración se realizó en la plaza central de Sarmiento. Estuvieron presentes primos, tíos y amigos de la familia y de las víctimas, compañeros de la escuela secundaria de Lucas y Victoria, y trabajadores de PAMI, donde se desempeñaba Marisa. También estuvo presente el ex intendente de la localidad, Ricardo Britapaja.

El actual intendente Sebastián Balochi, que acompañó a su padre en un problema de salud no pudo estar presente, pero según comentó Daniela se comunicó con ella y le brindó también todo su apoyo en su búsqueda por la verdad y justicia.

Muchas familias de comerciantes y mujeres mayores de la ciudad se acercaron con velas en sus manos y con cartulinas blancas con un pedido concreto: Justicia.

Daniela que marchó con remera con los rostros de su hermana y sobrinos, les agradeció a cada uno de los presentes por su acompañamiento como así también a todos los medios periodísticos que colaboraron en la difusión de la convocatoria. “Para nosotros si bien es muy duro, es un día de sensaciones encontradas”, indicó Santos que pidió marchar en silencio y con mucho respeto.

La marcha pasó frente a la comisaría de Sarmiento donde permanece detenido bajo prisión preventiva hasta el 1 de abril, el único imputado y procesado en la causa Claudio Lamonega (46). La movilización también pasó por frente al Ministerio Público Fiscal y la Oficina Judicial de una manera simbólica.

Es que Daniela dijo: “realmente fue muy triste, pero a la vez me sentí muy acompañada por todos, quiero agradecer al pueblo en general, muchísima gente y de todas las edades”.

“QUE DIOS ILUMINE

LAS CABEZAS DE

LOS JUECES”

Según la hermana de la víctima “esto no era contra nadie, sino para que Dios ilumine la cabeza y el corazón de los jueces, que la ayude a la fiscal (Andrea Vázquez) de la que estamos muy agradecidos y a la Brigada”.

Daniela, pese a comentarios que se escucharon en algunos medios, mostró conformidad con la investigación desarrollada por la Fiscalía y la Brigada de Investigaciones, como así también se mostró agradecida por el acompañamiento del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito (SAVD) y al equipo de gobierno municipal. MISA

La marcha culminó con una misa por Marisa y sus hijos. “La idea era rezar, pedirle a Dios por el trabajo de Andrea (Vázquez) y (Emanuel) Morales (jefe de la Brigada de Investigaciones), nada más y nada menos que salga toda la verdad a la luz y que pague el que hizo esto”, expresó Daniela.

Según los familiares de las víctimas, la siguiente convocatoria que aún no tiene día ni horario confirmado será antes de que se lleve a cabo la audiencia de revisión de la medida de prisión preventiva de Lamonega programada para el 1 de abril.

“Yo no digo ni que es, ni que no lo es (respecto al sospechoso). La Fiscalía está trabajando muy bien. Las pruebas lamentablemente hablan por sí solas. Estamos muy conformes con la investigación”, señaló la hermana de Marisa Santos. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico