Masivo despido de vigiladores privados de las represas

El camino de acceso al obrador de la represa Cóndor Cliff, zona del río Santa Cruz, permanecía ayer bloqueado por un grupo de trabajadores de una empresa de vigilancia privada que fueron despedidos por la UTE adjudicataria de la obra.

Caleta Olivia (agencia)

La misma habría optado por el servicio de seguridad adicional de la Policía de Santa Cruz, según denunció públicamente el gremio que los representa, la Unión Personal de la Seguridad y Afines de la Patagonia (UPSAP).

El conflicto laboral se desató el jueves 15 de agosto y el piquete impedía ayer el paso de camiones de combustible, de materiales, de alimentos y de transporte de obreros afectados a la construcción del mega emprendimiento.

El portal digital Ahora Calafate indicó que serían 40 los vigiladores cesanteados, pero en declaraciones formuladas a la FM Vanguardia de Caleta Olivia, el secretario adjunto de UPSAP, Ariel Farías, dijo que fueron 60.

“Ahora los están reemplazando con fuerzas policiales y dejan afuera a nuestros afiliados y a sus familias a la deriva” afirmó el dirigente gremial, indicando además que se estaba a la espera de una audiencia de partes concedida por el Ministerio de Trabajo de la provincia que se encuentra a cargo de Teodoro Camino.

También precisó que la empresa que estaba a cargo de la seguridad se denomina “Fortaleza” la cual tiene su sede en Río Gallegos desde hace muchos años, añadiendo que “como gremio haremos todo lo necesario para que trabajadores y sus familias no queden en la calle y recuperen su fuente laboral”.

El gremialista no dio precisiones sobre los motivos por los cuales la UTE que se adjudicó las obras habría decidido contratar el servicio policial reemplazando a los vigiladores privados, en tanto que la situación continuaba siendo tensa en la zona del conflicto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico