Massa se diferenció de dichos de Lubertino

Buenos Aires (Télam)
Las manifestaciones contra la comunidad judía en la Argentina a raíz del recrudecimiento del conflicto en Medio Oriente siguen generando polémica y reacciones en la Casa Rosada.
A la condena a las expresiones antisemitas que se registraron durante una marcha a la embajada de Israel, que encabezó el piquetero Luis D´Elía, y otra frente al Hotel Intercontinental, propiedad de un empresario judío, se sumó ayer el jefe de Gabinete, Sergio Massa, que, además, buscó diferenciarse de la titular del Inadi, María José Lubertino que ayer había acusado a Israel de “violar” normas del derecho internacional.
“Me da la sensación de que fue una frase poco feliz, desafortunada. Sobre todo, porque en la Argentina logramos una convivencia entre religiones y tenemos que trabajar para mantenerla”, evaluó el jefe de ministros cuando fue consultado sobre la frase de Lubertino.
En la misma línea, recordó que la Argentina “ya fijó su postura” respecto del conflicto en la Franja de Gaza. “Es una posición de paz y tenemos que trabajar para que esa posición se dé y se mantenga en la Argentina”.
Por otra parte, Massa se sumó a los hombres del Gobierno que ya manifestaron su repudio a las expresiones contra la comunidad judía.
“Cuando aparecen actos de antisemitismo o escrahes a empresarios judíos que no hacen a la convivencia y a la paz nos preocupan. Pretendemos que en la Argentina no se produzcan hechos de discriminación de ningún tipo”, afirmó.
El martes, después de que la dirigencia de la comunidad judía expresara su malestar por la falta de condena oficial a los episodios, el Gobierno se metió de lleno, al menos discursivamente, en el tema.
Aníbal Fernández prometió que se iban a tomar medidas contra quienes vertieron expresiones antijudías. Aclaró que la ley permite “manifestarse respecto de cualquier acción que pueda suceder en el resto de la humanidad”, pero dijo que “cuestionar a cualquiera porque profese la religión judía no tiene ningún sentido”. También afirmó que los actos antisemitas “son de una demencia superlativa”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico