Massoni: "Fui el ministro más duro del país"

El titular de Seguridad sostiene que la curva de contagios en Chubut creció en el momento en que la Justicia y Derechos Humanos obligaron a su ministerio a dejar de implementar los duros protocolos que aplicó en el principio de la cuarentena.

El ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, defendió este viernes la política tan cuestionada que aplicó al comienzo de la cuarentena y que motivaron aproximadamente 40 denuncias de apremios ilegales.

Entre el 30 de marzo y 30 de abril el funcionario fue duramente cuestionado y la jueza Mirta Moreno hizo lugar a habeas corpus presentados por la Secretaría de Derechos Humanos de Nación y organismos de Derechos Humanos.

Desde entonces, Massoni perdió protagonismo y hoy asegura que fue entonces cuando crecieron los contagios de coronavirus en la provincia.

“La curva en salud surge a partir de ese estado de anomia en que nos quedamos, como en el permiso para ingresar a la provincia. Fue más importante la salud, la vida, que esa libertad. Y lo hizo Nación después”, señaló el funcionario este viernes.

Admitió que “hubo una gran crítica, pero esos mismos pedían luego que se aplique, como el intendente de esta ciudad. Todo eso generó cortocircuito con Comodoro. El capricho que existe genera un perjuicio para la sociedad. No es que yo tenía razón; no me interesa ganarle a Luque”.

También aseguró Massoni que “fui el ministro más duro del país. Es que se moría gente y entendía que tendríamos que generar en Salud un stock. Fue dentro del desconocimiento, pero con conocimiento de lo que pasaba en Europa. En diciembre, enero, hablamos con el ministro Puratich del tema. Fue cuando recién empezaba en Estados Unidos. Fuimos la primera provincia que planteamos que tuvimos que empezar a flexibilizar. Pero hay que recordar que mucho tiempo tuvimos cero contagio, afectando lógicamente la libertad de las personas, pero amparados en un decreto nacional que nos daba las herramientas”.

Para el ministro, “Nación lo trabajó de otra forma y le fue peor. Lamentablemente tuvo que copiar cosas de Chubut, como lo de los números de documento; el horario en que no se podía circular; los retenes”.

Además se preguntó en LaCienPuntoUno: “¿quién tenía el libro de la pandemia? No hay que ser caprichosos. El objetivo era proteger a la ciudadanía y fuimos tan extremadamente efectivos que hoy Derechos humanos no dice nada”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico