Massoni tiene ahora refuerzo en su custodia personal

La camioneta oficial del ministro coordinador de Gabinete de Chubut, Federico Massoni, fue atacada ayer a balazos frente a su casa en la localidad de Trelew, pero el funcionario desestimó que el hecho esté relacionado con las protestas sindicales que se registran en la provincia y lo vinculó al narcotráfico.

“Si bien tenemos un conflicto social sindical en la provincia con los trabajadores del Estado, no relaciono este hecho con esas protestas. Venimos realizando una tarea muy fuerte contra el tráfico de narcóticos y creo que debe tener que ver con eso”, apuntó Massoni en declaraciones al canal Todo Noticias (TN).

El ministro recordó que días atrás participó en un operativo “antidrogas” en un barrio de Trelew, donde se produjo la detención de una persona que tenía armas.

“Durante el operativo hubo una persecución a un vehículo al que intentamos primero detener para identificar. Logramos encerrarlo con la camioneta y luego detuvimos a una persona que viajaba con armas en ese auto”, contó el funcionario.

Según el jefe de la Policía provincial, Miguel Gómez, los impactos en el vehículo del jefe de gabinete chubutense se encontraban incrustados sobre el lateral del acompañante.

“El señor ministro coordinador había recibido amenazas”, aunque prefirió no brindar más detalles del tenor de las mismas.

Al respecto, explicó a Télam que “se hizo la denuncia respectiva y será el propio denunciante que debería dar a conocer los detalles si lo cree pertinente”.

Massoni reveló: “Recibo amenazas en forma permanente a través de Twitter, Instagram. Se trata de comentarios que se formulan por medio de perfiles falsos. El viernes pasado informé a la Fiscalía que en uno de estos mensajes me dijeron que ‘me querían limpiar’. Eran hechos a los que no le daba mucha trascendencia”.

SIN PRECISIONES

El vehículo baleado es una camioneta Nissan Frontier, de color blanco, que fue descubierta ayer con siete perforaciones provocadas por los proyectiles de un calibre que aún no se pudo precisar, por lo que fue secuestrada para someterla al análisis del área de criminalística de la policía.

“Estamos revisando las cámaras de seguridad”, explicó Gómez, quien aclaró que por el incidente no se reportaron heridos.

El último en utilizar el vehículo fue el propio ministro, quien concurrió a realizar una actividad institucional en la Casa de Gobierno, y antes lo había hecho el chofer. Tampoco hay precisiones sobre el horario en el que se produjeron los balazos, porque “es probable que hayan utilizado el vehículo sin saber que habían sido baleadas las puertas del lateral derecho, por la que generalmente no se asciende”, reconoció el jefe de la policía de Chubut. La provincia atraviesa una grave crisis institucional y tiene al aparato estatal paralizado por la falta de pago a los empleados públicos, que solo alcanzaron a cobrar un tercio el sueldo de julio, tienen la obra social cortada y están de paro por tiempo indeterminado con movilizaciones diarias.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico