Mató al peón rural que lo levantó en la ruta mientras hacía dedo

Ocurrió cerca de Carmen de Patagones. El celular de la víctima fue clave para descubrir el crimen. El acusado fue identificado como Sergio Gastón Carrizo, de 30 años.

Sergio Gastón Carrizo, de 30 años, el único acusado de asesinar a Carlos Ferrandi, de 65 años, un peón rural que lo levantó en la ruta mientras hacía dedo, se negó este lunes a declarar ante la Justicia.

Ferrandi recibió el último adiós en el cementerio Parque de Paz de Carmen de Patagones, mientras que el celular de la víctima fue clave para develar su misteriosa desaparición. El peón rural conducía una camioneta que había aparecido volcada el miércoles pasado a 25 kilómetros de Carmen de Patagones sobre la ruta Provincial N° 53 que une esa localidad con Guardia Mitre.

A partir de esa situación, se inició la búsqueda del hombre pero recién el sábado apareció su cuerpo en un campo a 15 kilómetros del accidente. Luego se supo, tras la autopsia, que había sufrido un fuerte golpe en la cabeza con un elemento contundente.

Pero el celular de Ferrandi fue la clave para descubrir el hecho ya que la Policía había solicitado a la empresa de telefonía móvil los movimientos del celular. Ahí se constató que dos horas después del hallazgo de la camioneta, el teléfono había sido utilizado y que le habían realizado un cambio de la tarjeta SIM.

Con esa pista dieron con Carrizo, el único acusado por el homicidio de Ferrandi. Según la Justicia, tiene antecedentes menores y se encontraba en Guardia Mitre de visita.

El miércoles por la mañana, el acusado del homicidio salió rumbo a Carmen de Patagones por la ruta Provincial N° 53, hizo dedo y Ferrandi que iba en esa dirección en su camioneta, decidió llevarlo. A partir de ese momento ocurrió lo peor. Con un elemento contundente, el asesino le habría pegado en la cabeza, arrastró el cuerpo de Ferrandi diez metros hacia dentro de un campo y huyó con la camioneta.

Pero luego, a unos 25 kilómetros de Carmen de Patagones, volcó con la camioneta y se alzó con el celular. Ese elemento fue determinante para destrabar la causa que se había iniciado con la averiguación de paradero y luego, en un homicidio.

Fuente: Diario Río Negro

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico