Mató a su hijo de una puñalada en el corazón

El hombre, de apellido Domínguez, le confesó a una vecina: "me mandé una macana, apuñalé a mi hijo". Ahora, enfrenta una acusación por el delito de "homicidio agravado por el vínculo", que admite penas de hasta reclusión perpetua.

 El hecho ocurrió el primer día del 2015 en el barrio 1.200 Viviendas de la ciudad de Cipoletti. El fatal episodio se dio tras una discusión. "Me mandé una macana, apuñalé a mi hijo", le dijo el hombre a una vecina antes de ser detenido.

Lucas Domínguez, de 31 años, murió tras agonizar debido a un profundo corte en el corazón. Lo trasladaron al hospital en un patrullero pero murió en el camino, ayer al mediodía.

El detenido enfrenta una acusación por el delito de "homicidio agravado por el vínculo", que admite penas de hasta reclusión perpetua. Mientras la autopsia se realizará en las próximas horas, el homicidio está resuelto y el detenido será indagado mañana, informó el Diario Río Negro.

La jueza Sonia Martín y el fiscal Marcelo Gómez realizaron un allanamiento en búsqueda del cuchillo pero no fue hallado. El agresor está alojado en un calabozo de una comisaría de Cipolletti.

Lucas tenía domicilio en la calle Perito Moreno, en el barrio Arévalo de Cipolletti y no mantenía una buena relación con su padre e incluso en otra época tuvieron problemas de convivencia, así detallaron vecinos.

Los investigadores desconocían –hasta ayer-las razones del enfrentamiento pero aparentemente la víctima se acercó hasta el domicilio del agresor, y se trata de establecer si la discusión comenzó en el interior de la casa y terminó en la calle.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico