Mató y enterró a su jefe en el patio de su casa

El cuerpo de un argentino fue encontrado enterrado en el patio de su secretaria en México, quién le había confesado el crimen al hijo del hombre para luego darse a la fuga.

Daniel Cipolat era un conferencista sobre cuestiones cósmicas, llevaba más de 10 años trabajando en México y a mediados de agosto apareció un mensaje en sus redes que decía que se había contagiado con coronavirus. La secretaria, hoy prófuga, le confesó todo al hijo de la víctima.

La historia comenzó a tener un giro impensado cuando después de anunciarles a sus seguidores sobre la muerte del conferencista, el cuerpo del fallecido había desaparecido.

Sus hijos a través de las redes comenzaron a pedir justicia, recibieron el apoyo de miles de seguidores de Cipolat, hasta que la noticia en forma de denuncia llegó a la Embajada Argentina en México.

Con la desaparición del cuerpo más todas las irregularidades que estaban saliendo a la luz, las sospechas sobre un posible asesinato fueron creciendo.

Nicolás, el hijo del conferencista, decidió viajar a entrevistarse con Uribe para asesorarse sobre lo que le había ocurrido a su padre, buscar el cuerpo y poner todo en conocimiento de los funcionarios argentinos en el país azteca.

Según relata el joven en un video, la secretaria de Cipolat le confesó que tenía sepultado a su padre en el jardín de su residencia. Inmediatamente dio parte a las autoridades, se dispuso un operativo y lograron verificar y rescatar el cuerpo de la víctima.

La mujer le había dicho la verdad al muchacho. Los restos del conferencista estaban en el patio de su propiedad, no tenía documentación ni otro tipo de pertenencias. El paradero de Uribe, desde entonces, es desconocido.

El cuerpo de Daniel fue sometido a una necropsia para determinar la fecha y causa de su muerte.

Personal ciber-policial perita los últimos mensajes del fallecido para constatar si fue su secretaria quien los redactó y, de ser así, avanzar en la investigación sobre la posibilidad de un crimen planificado.

Fuente: Minuto Uno

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico