Mauricio Macri aseguró que el país está lejos de una crisis similar a la de 2001

El presidente Mauricio Macri hizo ayer un amplio llamamiento a "toda la dirigencia" para "construir acuerdos, aunque pensemos distinto", a la vez que exhortó a la oposición a actuar con "responsabilidad" y a evitar la tentación de caer "en recetas mágicas que dan ilusión de tranquilidad pero son imposibles en la práctica".

Durante un mensaje grabado en Morón, donde encabezó una actividad de gestión sobre el Metrobus, acompañado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, Macri enfatizó que la “Argentina no se divide entre Cambiemos y peronismos; se divide entre los que queremos construir futuro y los que quieren destruir futuro”.

“La verdad construye futuro y la mentira lo destruye, al igual que la mala política”, añadió el jefe de Estado.

Respecto de la incertidumbre cambiaria de las últimas semanas, el jefe del Estado aseguró que la Argentina no atraviesa “una situación comparable a otras crisis”, y dijo que el Gobierno podrá superar las dificultades ya que aprendió de “las enseñanzas de esas situaciones difíciles de nuestra historia”.

“Sé que estos días despertaron angustia y preocupación en los argentinos. Miedo a que situaciones como las que vivimos puedan generar una crisis mayor como ya hemos tenido en el pasado. Los entiendo, los entendemos, pero estamos lejos de eso”, afirmó en clara alusión a la crisis que vivió el país en 2001.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico