"Me quisieron llevar presa por querer abrazar a mi hijo"

Otra madre que no puede ver a su hijo apeló a El Patagónico para pedir que los juzgados de Familia aceleren sus causas. Ella es de Rosario y solo pide ver a su hijo que vive en Rada Tilly junto a su padre.

Desde febrero de 2019 que M. (solo se publica una inicial para preservar al menor) no logra ver a su hijo de 5 años. Se lo impide su exesposo, que vive en Rada Tilly.

Hace un año y dos meses, El Patagónico publicó su caso y como la mujer sigue sin obtener respuestas del Juzgado de Familia 1 que por entonces estaba a cargo de María Marta Nieto, volvió a solicitar hacer visible su reclamo, pese a que -según afirmó- fue “intimidada” por las autoridades del Juzgado de Familia Nº 1 luego de aquella publicación.

No obstante, el deseo de recuperar a su hijo puede más, y al ver que otras familias brindaron su testimonio en los últimos meses, insiste en pedir justicia desde este medio.

Su único objetivo es recuperar a su hijo. “La última vez que lo vi fue cuando fui a Comodoro, en febrero del año pasado”, contó la mujer desde Rosario, donde reside.

En aquel momento efectuó una denuncia ante el Ministerio Público Fiscal de Comodoro Rivadavia. La misma que hizo en Rosario para pedir la restitución del pequeño. Su caso está a en el Juzgado de Familia N° 1.

“Aquella vez lo vi un solo día de los cinco que estuve (en Comodoro); los otros cuatro no me dejaron verlo porque la jueza puso una restricción, pero no tenía coherencia”, consideró M.

Poco después, en ese mismo 2021, se estableció que la mujer podía tener contacto con su hijo a través de video llamadas. “Se llegó a un acuerdo de que hablemos mi hijo y yo por video llamadas los lunes, miércoles, viernes y sábados, pero “el padre hizo una petición de que no le convenía. Al principio estaba todo bien; yo llamaba y me atendían; a las dos semanas el padre dijo que no; que el nene tenía ataques de pánico, lloraba. Era mentira porque yo tengo las primeras video llamadas y el nene se reía, estaba contento, hablaba”, detalló la mujer.

Luego, tras una presentación del padre, “la jueza decidió, en la segunda audiencia, que solo lo podía llamar los lunes y viernes”.

Este medio tuvo acceso a la información oficial que consta en el informe de septiembre de 2021, donde las autoridades judiciales piden “la inmediata integración” del pequeño al entorno materno, dado que no existe “riesgo”.

“Era urgente y a eso no le dio importancia la jueza”, sostuvo la madre. “Yo tengo un abogado allá que ahora no sé porque no me contesta las llamadas. El abogado que tengo acá (Rosario) se contactó con él y le dijo que la jueza está rechazando todo y que no quiere hacer nada”, denunció.

“Lo que pedimos es que manden todos los papeles de acá para que la jueza de Rosario pueda pedir el traslado de mi hijo a Rosario”, acotó.

UN AÑO SIN RESPUESTAS

“Estoy pidiendo la tenencia compartida y no tengo respuestas. Ni siquiera por el traslado de los papeles a Rosario… que se declaren incompetentes en Comodoro y manden los papeles acá”, reclamó.

Es que desde el último contacto físico con su hijo hace 14 meses, “no sé lo que hicieron”, indicando que la familia paterna “tiene conocidos en la policía o en el Juzgado y pusieron una restricción de que no me puedo acercar a mi nene”.

Luego recordó que cuando ella estuvo en Rada Tilly, “lo vi desde la puerta; me hicieron pasar; me engañaron y ahí llamaron a la policía… dijeron que yo quería secuestrarlo”.

“La jueza me puso como una restricción de que no podía publicar más nada. Fue apenas volví a Rosario. Dijo que le molestaban esas publicaciones, las denuncias. Ella dijo que no tenía que salir en las noticias”, apuntó.

Sobre el final, M. manifestó su preocupación por la salud del niño. “No va al jardín; el padre no me dice los problemas de salud. Hoy tuve la última llamada con mi nene, pero no puedo estar más de dos minutos hablando con él. Y la familia graba de atrás esas llamadas; están ahí; le hablan; no dejan que yo interactúe con él. La última audiencia que tuve fue impresentable”, apuntó.

Es que entonces “la jueza no se presentó y la secretaria quería llegar a un acuerdo de que las llamadas sigan igual. Y luego la jueza no ha respondido al informe del ETI que pide que mi nene se reintegre con la mamá en forma urgente”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico