Médicos Sin Fronteras admitió casos de abuso sexual en medio del escándalo de Oxfam

Mediante un comunicado, la ONG francesa admitió que el último año recibió 146 quejas por los voluntarios que tiene desplegados en todo el mundo, y que 40 fueron por casos de abuso o acoso. La organización despidió a 19 personas y sancionó a otras cinco.

El escándalo de abusos sexuales por parte de personal de ONGs de ayuda humanitaria, que comenzó con la británica Oxfam, se extendió ayer aún más, luego de que la francesa Médicos Sin Fronteras (MSF) revelara que el año pasado despidió a 19 empleados por hostigamiento o acoso.

MSF, creada en 1971 en París por médicos y periodistas, explicó ayer en un comunicado que en 2017 recibió 146 quejas relativas a los 40.000 empleados que tiene desplegados en todo el mundo para asistir a damnificados por conflictos armados, epidemias o desastres naturales.

De ese total, 40 “fueron identificadas como casos de abuso o acoso” en una investigación interna, incluyendo 24 de carácter sexual que en dos ocasiones tuvieron como víctimas a personas ajenas a la organización, o sea pacientes o miembros de la población local.

En total, 19 personas fueron despedidas, añadió la organización. En los otros cinco casos, “los empleados fueron sancionados con medidas disciplinarias o suspensiones”.

MSF no detalló dónde trabajan estos empleados acusados ni qué tipo de abusos o acoso sexual cometieron, argumentando que ha tratado estos casos en la más estricta “confidencialidad” para proteger a las víctimas.

La oficina de MSF en Argentina dijo a Télam que de los 24 casos, uno involucra a un menor de 18 años, pero no dio más detalles.

“Uno de los principales desafíos para MSF es el de eliminar los obstáculos que encuentran las personas susceptibles de denunciar los abusos. Debemos esforzarnos aún más para sensibilizar acerca de cómo funcionan los mecanismos de denuncia”, expuso la organización en el comunicado.

Según Médicos Sin Fronteras, estos hechos no incluyen “los casos directamente gestionados por los equipos sobre el terreno y no señalados a la sede” central, que se encuentra en París. Por lo tanto, el número de casos podría ser más elevado.

“Aunque las denuncias de abusos registran un aumento constante, MSF es consciente de que no se reportan todos los abusos”, agregó la ONG.

La asociación, que recibió el premio Nobel de la Paz en 1999 y garantiza su independencia financiándose casi exclusivamente con donaciones privadas, está presente en 71 países, sobre todo en Irak, Yemen, República Democrática del Congo y Sudán del Sur.

MAS DE 100 CASOS

EN OTRAS ONG’S

La revelación de MSF se une a la de la británica Oxfam, en la que exdirectivos y cooperantes de la ONG encubrieron en 2010 orgías y pagaron a prostitutas en Haití y Chad, después de que ese país fuera asolado por un terremoto.

El diario The Times reveló el viernes que empleados de Oxfam enviados a Haití a raíz del terremoto de 2010 habían organizado orgías sexuales con prostitutas en una casa alquilada por la organización humanitaria.

Además, el semanario The Observer afirmó el domingo que, en 2006, el equipo de Oxfam en la república africana del Chad había invitado reiteradas veces a su casa a presuntas prostitutas.

El escándalo produjo la renuncia del subdirector de Oxfam y ha cuestionado la financiación gobierno británico para la organización benéfica, que ascendió a alrededor de 36 millones de euros el año pasado.

Incluso, las autoridades británicas advirtieron ayer que cortarán relaciones con organizaciones de ayuda extranjera que cubren los escándalos sexuales.

“A menos que usted informe cada incidente o acusación grave, sin importar qué tan perjudicial sea para su reputación, no podemos ser socios”, dijo la secretaria de Desarrollo Internacional de Reino Unido, Penny Mordaunt, en una conferencia en Estocolmo.

“El mismo mensaje va para cualquier organización o socio que reciba ayuda del Reino Unido. Queremos que los procedimientos cambien. Queremos que los líderes lideren con autoridad moral y queremos que el personal rinda cuentas”, agregó, citada por la cadena BBC.

Una portavoz de Oxfam dijo ayer que la organización había recibido 1.270 cancelaciones de donaciones por débito directo entre el sábado y el lunes, en comparación con un promedio mensual normal de 600.

Tras conocerse que miembros de la ONG británica abusaron sexualmente de víctimas del devastador terremoto de Haití en 2010, salieron a la luz otras 120 denuncias contra miembros de diversas organizaciones británicas, como Save The Children, Christian Aid y Cruz Roja, presentes en 90 países.

Según publicó el diario británico The Sunday Times, Oxfam registró 87 casos el año pasado, mientras que Save the Children tuvo 31 casos, de los cuales 10 “fueron puestos en conocimiento de la policía y las autoridades civiles” y la organización Christian Aid registró dos incidentes.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico