Megacausa ESMA: comienza la etapa testimonial

Es el tercer juicio por delitos aberrantes en el ahora “Museo de la memoria”

El juicio por delitos de lesa humanidad cometidos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), durante la última dictadura cívico-militar, llevado adelante en el Tribunal Oral y Federal Nº 5, entrará mañana en su etapa testimonial, en la que se prevé la declaración de más de 800 personas.
El tribunal, integrado por los jueces Daniel Obligado, Adriana Palliotti y Leopoldo Bruglia, escucharán, a partir de las 10, los relatos de sobrevivientes, familiares, personas nacidas en cautiverio o secuestradas junto a sus padres, hijos de desaparecidos que recuperaron su identidad tras haber sido apropiados luego del parto en la ESMA, y los de otros testigos presentados por las querellas.
Luego será el turno de los presentados por las defensas de los 67 imputados por los casos de 789 víctimas.
A partir de las reglas emitidas por la Cámara Nacional de Casación Penal en 2012, el juicio por esta megacausa adoptará un formato abreviado, que implica la incorporación por video de algunos testimonios presentados en juicios anteriores.
Según señalaron fuentes judiciales, la modalidad tiene el objetivo de reducir la extensión del juicio y que los testigos no sean “revictimizados”.
El debate es oral y público, por lo que puede ser presenciado por los mayores de 18 años de edad que se acrediten con DNI, cédula o pasaporte.
Organismos de derechos humanos y desde el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA) convocaron a los ciudadanos a presenciar la audiencia que se desarrollará a  partir de las 10 en los tribunales de Comodoro Py, para “apoyar a los testigos, escuchar la historia narrada por las víctimas y ser parte del proceso histórico de Memoria, Verdad y Justicia”.
En el tercer juicio por delitos aberrantes en la ESMA hay 67 procesados por violaciones a los derechos humanos -entre ellos el ex capitán de fragata Alfredo Astiz- contra 789 víctimas.
Entre los hechos objeto del juicio están los denominados “vuelos de la muerte” en los que detenidos eran arrojados desde aviones al mar o al Río de la Plata.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico