Menéndez volverá a ser enjuiciado por crímenes de lesa humanidad

El ex comandante del III Cuerpo del Ejército ya tiene diez condenas en su haber, entre ellas a prisión perpetua, por causas vinculadas con la dictadura. Esta vez volverá a sentarse en el banquillo de los acusados por la desa-parición de cuatro jóvenes catamarqueños durante la dictadura.

El tercer juicio por crímenes de lesa humanidad, ocurridos durante la última dictadura militar en la provincia de Catamarca, se realizará el 18 de febrero en la capital provincial, donde serán juzgados seis militares, entre ellos el genocida Luciano Benjamín Menéndez.

Los acusados serán juzgados en juicio oral y público por el secuestro y la desaparición de los jóvenes catamarqueños Nelly Borda, Genaro Burgos, Francisco y Griselda Ponce.

El presidente del Tribunal Oral Federal en lo Criminal de la ciudad de Catamarca, Juan Carlos Reynaga, confirmó ayer la convocatoria, al señalar que “será el tercer juicio por delitos de lesa humanidad que se ventilará en la provincia”.

Recordó que en junio del año pasado, el Juzgado Federal había elevado la causa a juicio y desde entonces se encuentra en el Tribunal Federal y, tras la etapa de incorporación de pruebas y la correspondiente coordinación para conformar el Tribunal, se fijó el 18 de febrero para iniciar el debate oral y público.

“La Causa 809 fue desglosada por la investigación y se la dividió en dos partes”, explicó para añadir que en la primera se juzgó y condenó a Juan Daniel Rauzzino y a Juan Carlos Lucena por ser considerados coautores materiales en calidad de “organizadores” del delito de “asociación ilícita”.

También serán juzgados por ser autores mediatos de la “privación ilegítima de libertad agravada” y, por esta última carátula, fueron considerados ideólogos de los secuestros de los cuatro jóvenes.

En esa parte está como imputado el ex comandante del III Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, quien en junio de 2012, fecha del debate contra Juan Daniel Rauzzino y Carlos Alberto Lucena, “no se presentó por un problema de salud”.

“Ahora Luciano Benjamín Menéndez podrá ser juzgado”, según lo confirmó ayer el abogado Guillermo Díaz Martínez, a cargo de la querella de la familia Borda y representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, en forma conjunta con el abogado Bernardo Lobo Bugeau.

En la segunda parte de la causa figuran como imputados los militares Darío Otero Arán, Enrique Basso, Roberto Mujica, Jorge Ripoll Del Pino y Carlos Ruiz, quienes están acusados por “privación ilegítima de la libertad” y “asociación ilícita”.

Francisco Ponce, ex dirigente del SMATA e integrante de la Juventud Obrera Católica (JOC), fue secuestrado el 6 de abril de 1976 por un grupo paramilitar cuando transitaba por la plaza 25 de Agosto, en el sector sur de la ciudad de Catamarca.

Mientras que su hermana Griselda Ponce y su sobrino Julio Burgos fueron secuestrados en sus viviendas el 15 de diciembre de 1976, Yolanda Borda fue secuestrada en un operativo en presencia de su familia de su casa ubicada en la ciudad de Belén, departamento homónimo, a unos 300 kilómetros al oeste de la capital provincial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico