Micaela Prado fue la primera mujer en arbitrar un encuentro de Gimnasia en la Liga Nacional

El martes 3 de abril de este año le tocó controlar el partido que en Córdoba disputaron Instituto y Peñarol de Mar del Plata. La noche del lunes vino a Comodoro Rivadavia para dirigir por primera vez a Gimnasia en el Socios Fundadores.

Micaela Prado se convirtió la noche del lunes en la primera mujer árbitro en dirigir un partido de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia en la Liga Nacional de Básquetbol. De esa manera la mendocina, de 26 años, hizo historia en el Socios Fundadores arbitrando al equipo “mens sana” por primera vez.

Su debut en el nivel máximo del básquetbol argentino lo tuvo en el partido que Instituto disputó el martes 3 de abril en el estadio Angel Sandrín de Córdoba ante Peñarol de Mar del Plata por la fase regular de la Liga Nacional. Ese día dirigió junto a Pablo Estévez (18 temporadas) y Fabio Alaniz (19).

Y a raíz de este hecho histórico, Micaela recibió un merecido reconocimiento por su ascenso a la máxima categoría por parte del club Gimnasia y Esgrima, el cual le fue entregado por Laura Carrasco, la reconocida oficial de mesa.

Pero ella no es la única mujer que comenzó hacer sus primeras armas en el arbitraje de la Liga Nacional ya que hay otras dos que también hicieron sus debuts arbitrando en el nivel máximo del básquetbol argentino. Una de ellas de Karina Baccarelli, de Capital Federal, mientras que la otra es Noelia Díaz, nativa de Santiago del Estero.

Todo eso se logró en el marco por la inclusión de la mujer en la LNB. Días atrás el presidente de la Asociación de Clubes, Fabián Borro, junto a Sebastián Moncloba y Luciano Yamán, quienes son integrantes del Colegio de Arbitros de la AdC, y el secretario Cristian Díaz, de la Asociación Argentina de Arbitros de Básquetbol, habían oficializado la llegada de esas tres mujeres para arbitrar partidos de la Liga Nacional.

Cabe destacar que Prado y Baccarelli fueron las primeras mujeres en arbitrar un partido de la Liga Nacional. La primera lo hizo en Instituto-Peñarol, mientras que la segunda en Olímpico de La Banda-Quilmes de Mar del Plata. Y Díaz lo hizo el 4 de abril en el enfrentamiento entre San Martín de Corrientes y Weber Bahia Basket.

“Nosotros, a través del Colegio Profesional creado por la AdC, estamos trabajando fuertemente con las mujeres. Se hizo una clínica antes de la apertura de la Liga Nacional Femenina y comenzamos a hacer un seguimiento de cada una, mediante el análisis de los juegos que les toca arbitrar, para darle una devolución sobre el rendimiento que van teniendo en la competencia”, dijo días atrás el árbitro Alejandro Chiti, el también ingeniero civil nacido en La Plata y que lleva arbitrando en la Liga Nacional 19 temporadas. El fue uno de los que estuvo en Comodoro el 2 de febrero de 1995, la fatídica noche en que mataron de una pedrada a Julio Lecumberri.

Antes de comenzar a arbitrar partidos de la Liga Nacional, Micaela Prado se había mostrado orgullosa por semejante desafío. “Las sensaciones son varias y difíciles de describir. Me invade la felicidad por esta oportunidad, como así también la sorpresa que generó. Era algo que parecía imposible y hoy es una realidad”, explicó Prado en el sitio de la FBPM.

“Como todos los que se desempeñan en un deporte, llegar a la máxima categoría del país es el mayor anhelo. En mi caso pasaba igual”, contó la árbitro de 26 años.

“Veía muy lejana a la idea de incluir mujeres en el plantel de árbitros de la LNB, distinto a otros países que desde hace años tienen juezas en sus planteles”, sentenció la mendocina.

Mientras tanto, y luego de su bautismo en la Liga Nacional, Micaela afirmó: “Es un logro de los máximos que uno tiene. Si bien no estaba pensado hasta hace poco que se dio la oportunidad, estar acá en la máxima categoría sin ir más lejos ver al “Colorado” (Pablo Estévez) al lado mío fue una locura para mí; entonces es un orgullo muy grande”, expresó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico