Michetti se reunió con el secretario de la ONU y con el presidente Trump

En la primera jornada de actividades por la 72 Asamblea General de las Naciones Unidas, la vicepresidente Gabriela Michetti se reunió con el secretario general de la ONU António Guterres, participó del "Financiamiento de la Agenda 2030" y el Foro de Naciones Unidas para el Sector Privado, y mantuvo una cena con Donald Trump y otros mandatarios nacionales.

La vicepresidente argentina Gabriela Michetti, inició ayer su agenda oficial en el marco de la 72 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). Fue con una reunión que mantuvo con el secretario general de ese organismo multilateral, el portugués António Guterres, en Nueva York.
Con el representante de la ONU, Michetti habló sobre los principales temas involucrados en la Asamblea y el rol de la Argentina en la futura presidencia del G20, según informaron fuentes de la oficina de la vicepresidente desde Nueva York.
La presidente del Senado argentino agradeció la tradición de buenos oficios que los secretarios generales de Naciones Unidas siempre mantuvieron para lograr una pronta resolución del conflicto de soberanía de las Islas Malvinas a favor de la Argentina, y le pidió a Guterres que esa conducta siga siendo mantenida por él.
Por su parte, el secretario General de la ONU destacó el compromiso argentino por el desarrollo nacional de la Agenda 2030 y agradeció la contribución de la Argentina a las operaciones de paz, principalmente en la Misión de las Naciones Unidas en Colombia.
Más tarde, Michetti participó del evento "Financiamiento de la Agenda 2030", en el cual se analizó la relación entre los objetivos de la Agenda 2030 y el rol del G20.
Allí, la vicepresidenta afirmó que "es crucial y más que nunca en este difícil contexto, que el trabajo del G20 continúe inspirado por el objetivo de un mundo integrado en el que los países cooperen, en el que las economías se vinculen con equidad y en el que la gobernanza de los asuntos bilaterales sea una tarea multilateral".
A continuación, Michetti firmó, junto con más de 120 representantes de países, una declaración política de apoyo a la reforma administrativa -estructural, institucional y burocrática- de las Naciones Unidas.
Entre sus principales puntos, se definió la delegación de autoridad, el establecimiento de nuevos departamentos dentro de la Secretaría General de la ONU y cambios en la adopción de su presupuesto.
"Todos los países del mundo necesitamos que las Naciones Unidas sean un organismo eficaz y eficiente. La burocracia no debería ser un obstáculo en el resultado que necesitamos alcanzar, sino al contrario debería ser facilitadora de procesos para que los dirigentes puedan centrar su tarea en las personas", expresó Michetti.
A la salida del encuentro, la vicepresidenta ponderó que "la Argentina ha puesto el tema del financiamiento de la agenda como uno de los temas fundamentales para discutir entre los países miembros del G20".
"Nuestro país, al tomar la presidencia de esta institución, impulsará los debates sobre la economía global en el marco de los objetivos de la Agenda 2030", anticipó.
UNA CENA CON TRUMP
En la primera jornada de actividades, la vicepresidenta argentina también participó del Foro de Naciones Unidas para el Sector Privado, al que asistieron CEO's, inversores, jefes de Estado y de Gobierno, autoridades de la ONU y personalidades destacadas de la sociedad civil.
En ese foro, según se informó, se buscó que las empresas se comprometan, a través de la responsabilidad social, en la implementación del desarrollo sustentable.
Y por la noche, fue invitada por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, a una comida que contó con la presencia de los mandatarios Michel Temer, de Brasil; Juan Manuel Santos, de Colombia; y Juan Carlos Varela, de Panamá.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico