Mientras dormía lo asaltaron a una cuadra de la comisaría

Leonardo le mostró a Diario Patagónico las marcas de los golpes que le dejaron los delincuentes que lo sorprendieron mientras dormía ayer a la madrugada en la vivienda y almacén que se encuentra cuidando, a una cuadra de la Comisaría Séptima. Denunció que fueron al menos cinco los ladrones que entraron con armas y cuchillos. Relató que lo redujeron a golpes para llevarle dinero, un televisor y un CPU de computadora.

“Anoche entre las 1:30 y 2 ingresaron unos individuos y me sorprendieron durmiendo en la parte de arriba. Me golpearon (muestra las marcas), y a punta de cuchillo y armas de fuego me intimidaron. Uno entró por la ventana de arriba y abrió la puerta”. Así describió Leonardo a Diario Patagónico el robo que sufrió ayer a la madrugada en el barrio Máximo Abásolo.

“Me llevaron un televisor, dinero que tenía mi padrino y un CPU”, dijo la víctima que fue sorprendida mientras dormía en Huergo 4625.

Leonardo contó que está oficiando de cuidador de la propiedad en la que además de dos viviendas funciona un multirrubro “La Perla”.

Mientras hablaba con el periodista de este diario, miraba hacia el exterior y no quería salir a la calle. “Andan dando vueltas de nuevo”, señaló

“No tengo miedo, sino que tengo que estar atento”, explicó la víctima. Dice que los cinco perros que tiene en el patio no hicieron nada. “Cinco fueron los que entraron. Me pusieron una remera en la mano y me agarraron en el cuello”, describió.

Leonardo denunció que los delincuentes se llevaron los 2.300 pesos que una ex inquilina le había dejado para entregarle a su padrino por el alquiler de la vivienda en la que ya la mujer no habita más.

“La primera vez prendieron fuego la puerta. Habían tenido problemas con la inquilina, los pendejos que entraron me nombraban a la mujer”, señaló la víctima.

Dijo que la inquilina se retiró del lugar porque, según Leonardo, “estaban haciendo pelota la casa” y “andaba con la pesada”.

Cree que durante el robo uno entró por una ventana porque allí la policía encontró huellas y que luego les abrió la puerta principal a los otros.

Cuando se fueron los delincuentes, “dejaron todas las puertas con llave”.

El asalto que denunció Leonardo se produjo a solo a una cuadra de la Comisaría Séptima. Ayer cuando el equipo periodístico de este diario entrevistó a la víctima, trabajaba en el lugar la Brigada de Investigaciones y Policía Científica.

Mientras tanto, el comisario Fernando Mora, jefe de la jurisdicción policial informó: “tuvimos un robo, no fue agravado con armas” al consultársele por el hecho. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico