Miguel Baeza recuperó la libertad tras imputársele portación de arma de fuego

Miguel Baeza, el detenido por portación ilegal de arma de fuego en el marco de los allanamientos dispuestos por la Justicia en busca de evidencias por el homicidio de Jonathan Oliva ocurrido el viernes a la noche, recuperó la libertad luego de ser sometido a la audiencia de control de detención. Deberá comparecer una vez por mes ante la Seccional Séptima.

Ayer a la mañana en la Oficina Judicial de Comodoro Rivadavia fue sometido a la audiencia de control de detención y formalización de la investigación Miguel Baeza (32), el hombre detenido por la presunta portación ilegal de arma de fuego en el marco de los allanamientos en busca de evidencias por el homicidio de Jonathan Oliva, ocurrido el viernes a las 22:30 en el barrio Máximo Abásolo. Baeza fue imputado por la fiscal Mónica García por el presunto delito de portación de arma de fuego.

Atenta a que deberá esperar el resultado de una pericia balística en el arma de fuego secuestrada a Baeza en el marco de allanamiento a su vivienda, la fiscal solicitó una medida sustitutiva a la prisión preventiva para no afectar la “estabilidad laboral” del sospechoso, quien se desempeña en el gremio de la construcción.

La medida sustitutiva se planteó atinente a que el delito que se le investiga en esa ocasión a Baeza es contra la administración pública, por lo que no están dados los preceptos que exige la ley para solicitar los peligros de entorpecimiento, aunque la fiscal advirtió que si se llegase a comprobar la portación de arma de fuego la pena por el delito será de cumplimiento efectivo ya que el imputado cumple con una libertad condicional por otra causa.

Se supo que Baeza, un joven que estuvo detenido en el marco de una causa de homicidio y que ahora se encuentra bajo condicional, fue absuelto hace seis meses en una causa que lo tenía como sospechoso del robo de una cartera a una mujer a la salida de un comercio en pleno centro.

El juez José Rago hizo lugar al pedido del Ministerio Público Fiscal y Baeza deberá presentarse una vez por mes en la seccional más cercana a su domicilio, en este caso la Séptima.

Mientras tanto, los otros dos detenidos, Adrián Baeza y Martín Uribe, fueron imputados por la Fiscalía por atentado y resistencia a la autoridad, por lo que quedaron a disposición de la Justicia en el proceso de esa causa y recuperaron la libertad luego de ser informados del hecho por el que se los investiga.

Jonathan Oliva (23) fue asesinado el viernes a la noche de dos disparos en la cabeza poco antes de comer un asado con amigos. Se sospecha que alguien lo entregó y que el hecho estaría vinculado con el tráfico de drogas. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico