Millonario acuerdo por miles de abusos en una universidad

Cerca de 20.000 estudiantes fueron víctimas de un ginecólogo depravado.

La Universidad del Sur de California (USC), de Estados Unidos, deberá pagar más de 1.000 millones de dólares en compensaciones a cientos mujeres que denunciaron por abuso sexual a un ginecólogo del campus.

El Tribunal Superior de Los Ángeles aprobó un acuerdo por 842,4 millones de dólares que la entidad académica deberá pagarle como resarcimiento a más de 710 mujeres que se vieron afectadas por los abusos del médico George Tyndall. Anteriormente, la USC acordó abonar 215 millones de dólares para resolver una demanda colectiva separada que se aplica a aproximadamente 18.000 mujeres que fueron pacientes del depravado. “Es el acuerdo de abuso sexual más grande contra una universidad en la historia de Estados Unidos”, enfatizó Gloria Allred, la abogada de la parte demandante.

El ginecólogo fue acusado por cientos de pacientes durante los exámenes médicos a lo largo de sus 30 años de carrera. Los presuntos ataques, que datan desde 1990, van desde tocamientos inapropiados hasta violaciones. También, el degenerado tomó fotos de los genitales de las mujeres, tocó sus senos e hizo comentarios lascivos sobre su físico, así como racistas y homofóbicos. Según las denuncias, Tyndall apuntó especialmente a estudiantes de minorías, incluidas varias de la gran población estudiantil asiática de la universidad, y la víctima más joven tenía 17 años.

Cientos de quienes fueron sus pacientes demandaron a la universidad por no responder adecuadamente a las acusaciones contra su empleado. En este sentido, alegaron que la institución estaba al tanto de las acciones del médico pero continuó permitiéndole acceder a estudiantes. Tyndall no fue investigado por funcionarios de la USC hasta 2016 y se le permitió retirarse en virtud de un acuerdo con la universidad, cuyos detalles financieros no fueron revelados.

“El tamaño de este acuerdo es testimonio del enorme daño que la acción depravada de George Tyndall causó a nuestras clientas. También, habla de la culpabilidad de la USC al emplear a Tyndall durante 30 años e ignorar un gran número de quejas y pruebas de sus fechorías”, indicó el bufete de abogados Manly, Stewart & Finaldi, que representa a 234 de los demandantes.

La Policía de Los Ángeles abrió su propia investigación y en 2019 el profesional fue arrestado y acusado de múltiples cargos de penetración y agresión sexual contra 16 mujeres jóvenes. Ahora, el depravado está a la espera de un juicio y podría enfrentar una sentencia de hasta 53 años de prisión si es declarado culpable.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico