Mireya cumplió el sueño: abrió un refugio para desamparados

Con la presencia del intendente Raúl Simoncini ayer se inauguró el nuevo comedor de Mireya Angulo sobre la calle Tirso López.
Se trata del «Refugio de Desamparados Pro Granja Mireya Angulo» el cual se construyó en el Cordón Forestal y forma parte de la primera etapa de un ambicioso proyecto que tiene en mente esta incansable luchadora.
También estuvieron el secretario de Gobierno, Eduardo Bernal; y de Servicios a la Comunidad, Ricardo Gaitán, quienes entregaron un subsidio de 2.000 pesos que serán destinados a la adquisición de una nueva cocina.
En el acto, el jefe comunal manifestó que «Mireya se ha caracterizado por ser solidaria; ella recibía gente por requerimientos del municipio, muchas veces situaciones de crisis familiar, aislamiento, gente de la calle que no tenía ningún tipo de reparos en recibirla y viendo las condiciones que tenía, vimos la posibilidad de mejorarlas».
Simoncini agregó que esta mujer «no solamente tiene ahora reclamos del municipio, sino que también sabemos que de la Justicia, así que este es apenas el principio porque va a haber ampliaciones y la apoyamos decididamente».
Por su parte, el secretario de Servicios a la Comunidad puntualizó que «hoy es un día muy especial para Mireya, una persona a la cual la comunidad le debe mucho. Todos sabemos que hace un trabajo en silencio por nuestros chicos que realmente es importante y muchas veces las distintas organizaciones del Estado buscan en ella el apoyo solidario para la contención de alguna familia o de algún chico».
Gaitán también indicó que «una persona de este nivel es un ejemplo de trabajo, un ejemplo de tesón y de humildad. Para mí, Mireya es una gran persona y creo que es un justo reconocimiento. Es redoblar los esfuerzos para que siga trabajando porque no la vamos a dejar tranquila, así que es un humilde aporte lo que hizo el intendente a través de la Municipalidad».
Emocionada, Mireya Angulo dijo que «esta es una lucha de cuatro años, agradezco al señor intendente que nos dio una gran ayuda, a Dios que nos hizo posible este momento e invito a todos a seguir la lucha para ir por la ampliación».
«Doy las gracias a mi familia que me apoyó, a todo el mundo; también quiero agradecer a la Banda del Regimiento, a toda la gente que colaboró con nosotros y a Sebastián, que es el nuevo padrino del comedor y al secretario Marcelo Rey», agregó.
La construcción del nuevo «Refugio de Desamparados Pro Granja Mireya Angulo» fue posible gracias a la entrega de un subsidio que otorgó con anterioridad el municipio y desde ayer se constituyó en un espacio de contención para chicos y madres de nuestra ciudad con distintas problemáticas sociales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico