Misiones, prefinalista para las Siete Maravillas

La Selva Misionera, los Saltos del Moconá, las Minas de Wanda y Saltos y Cascadas quedaron seleccionados como prefinalistas en la campaña lanzada por la organización New 7 Wonders, cuyo resultado se dará a conocer en abril del año próximo. La segunda etapa se iniciará en septiembre, donde se definirán los nombres que pasarán a la gran final de abril de 2019.

Selva misionera

En el interior de este pulmón vegetal que se extiende por Argentina, Brasil y Paraguay se esconde un sinfín de sorpresas que todo amante de la naturaleza quiere descubrir. La selva encierra las mejores condiciones para la coexistencia de 448 especies de aves, 80 de mamíferos y una cantidad mayor de peces, batracios y reptiles, mariposas y polillas. También habita el águila harpía y los vencejos de cascadas, un tipo de golondrinas único en el mundo que figura en el escudo del Parque de Iguazú.

Saltos de Moconá

El Moconá es uno de los grandes paisajes de la provincia de Misiones. Se trata de una falla geológica, única de su tipo en el mundo, donde se reúnen los ríos Yabotí, Pepirí Guazú, Uruguay, Serapio y Calixto. Los Saltos del Moconá conforman un cañón de 3 km de largo que con caídas transversales de agua paralelas a su cauce, a diferencia de una cascada o una catarata.

Saltos y cascadas

Misiones se encuentra salpicada por pequeños ríos y arroyos, muchos de los cuales forman saltos a lo largo de su recorrido. Estos pequeños cursos de agua se alimentan de las lluvias que recibe a diario la provincia. Esta condición genera rápidos, saltos y cascadas, y dan vida y sustento a una amplia variedad de fauna y flora, y también a distintos asentamientos de los pobladores locales.

Minas de Wanda

Ubicadas a 40 kilómetros de Puerto Iguazú y a 260 de Posadas, se encuentran las Minas de Wanda, un yacimiento de piedras semipreciosas de cristales de cuarzo, amatistas, ágatas y topacios. Recostada sobre el caudaloso río Paraná, permite a sus visitantes apreciar este singular atractivo a cielo abierto. La visita puede durar entre 1 y 2 horas, dependiendo del interés del visitante.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico