Mónica Contrera asume como diputada nacional

Carlos Eliceche confirmó que ayer renunció definitivamente a su banca como diputado nacional, por lo que su lugar será ocupado por Mónica Contrera. De este modo se busca evitar situaciones como la que se produjeron esta semana, cuando debió renunciar de apuro a su cargo en el Ejecutivo provincial para ayudar a conseguir el quórum en la Cámara de Diputados de la Nación.

Tal como ayer anticipó en exclusiva Diario Patagónico, la secretaria general adjunta del Sindicato de Televisión, Mónica Contrera, asumirá en las próximas horas como diputada nacional, en lugar de Carlos Eliceche, quien decidió renunciar en forma definitiva a su banca (tenía mandato hasta 2015) para dedicarse de lleno a su tarea de ministro Coordinador de Gabinete en Chubut.
De este modo, se evitarán las situaciones de sainete que se vivieron en Chubut en los últimos días cuando Eliceche debió renunciar por unas horas para volver al Congreso nacional, a ayudar a aprobar el acuerdo con Irán para investigar el atentado ocurrido en la AMIA en 1994.
Ayer, Eliceche se refirió a sus próximas funciones, nuevamente como ministro coordinador de Gabinete en Chubut. “Me siento muy tranquilo y feliz de poder regresar a la provincia, convocado por el gobernador en un proyecto de unidad, donde estoy seguro que trabajando en conjunto con todos los compañeros vamos a poder lograr cosas muy importantes para la provincia”.
Después, insistió en que sobre lo personal está la responsabilidad colectiva y se mostró satisfecho por el acompañamiento y respaldo brindado por el gobernador Martín Buzzi, el vicegobernador Gustavo Mac Karthy y todos los compañeros del bloque del Frente para la Victoria, y aseveró que su renuncia por un rato “fue una decisión consensuada”.
Eliceche se refirió a su historia personal como militante que acompaña al proyecto nacional que conduce Cristina Fernández de Kirchner. “Nadie desconoce mi pertenencia y compromiso con el proyecto nacional y popular que encabeza nuestra Presidenta. No es de hoy sino de 2003 a la fecha, con hechos y acciones políticas muy profundas. También fue por eso que a partir de que el gobernador me honrara con la convocatoria a acompañarlo en el gabinete como ministro, en su momento junto con el presidente del bloque, Agustín Rossi, y el de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, en una primera instancia habíamos pedido una licencia hasta el día de hoy, y a partir del 28 de febrero se tomaba otra determinación, justamente por la necesidad y el compromiso que pudiese llegar a surgir lo que en definitiva pasó: el llamado a una sesión extraordinaria por un tema tan importante para los argentinos, que no es ni más ni menos que el reclamo de justicia en un hecho tan doloroso como el atentado a la AMIA”.

CUESTION DE COMPROMISO
Así fue que Eliceche consideró que “el compromiso era y sigue siendo con la responsabilidad de acompañar en este caso a los diputados del Frente para la Victoria. Tal es el compromiso que incluso ayer (por el miércoles) no era necesaria mi presencia para dar el quórum porque el Frente para la Victoria obtuvo 137 votos, pero la realidad y la conciencia me marcaban que tenía que estar presente, acompañando al bloque, cumpliendo con mi responsabilidad, acompañando las políticas que en este caso dispone la Presidenta; por eso hemos estado presente”.
Eliceche indicó además que “no hemos incumplido ninguna ley, está todo dentro de las normas vigentes. Más allá del costo político, uno tiene responsabilidades institucionales que van sobre lo personal y yo siento que tenía y tengo una responsabilidad colectiva que va mucho más allá de lo personal y hay algunas determinaciones que tienen costos personales, pero sobre todas las cosas están los desafíos colectivos y las responsabilidades colectivas, entonces antepongo eso a lo personal”.
En este contexto enfatizó que “por un lado tomé la decisión desde lo personal y, por otro lado, porque me he sentido plenamente respaldado por todos los compañeros del Frente para la Victoria y todos los compañeros con los que he consultado”.
Además, Eliceche agregó que “el Estado no se afecta para nada; hay un gobernador conduciendo los destinos políticos de la provincia, que trabaja día tras día. Hay un equipo de trabajo con mucha capacidad; soy un convencido de los proyectos grupales”. Y destacó: “Creo que de manera individual, por más capacidad y ganas que tenga, nadie puede llevar adelante las cosas, sobre todo cuando se trata de un trabajo colectivo y de una provincia tan importante y tan grande como Chubut”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico