Mueren dos trabajadores al caerse desde una antena de radio de más de 20 metros

Ocurrió ayer en la capital santacruceña y las víctimas fatales fueron identificadas como Diego Maximiliano Sosa de 26 años y Michel Iturra Raio de 41. Habían sido contratados para colocar un dispositivo en la punta de una antena de radio de frecuencia modulada de más de veinte metros de altura.

Caleta Olivia (agencia)

El trágico suceso se registró alrededor de las 10 y la estructura metálica se alza desde un edificio de la zona céntrica ubicado en la esquina de las calles Comodoro Rivadavia y Comodoro Py.

El mismo pertenece al dirigente de la UCR, Jorge Cruz, y es lindero con un baldío en el cual cayeron los trabajadores en circunstancias en que se registraban ráfagas de viento de regular intensidad.

Medios periodísticos de Río Gallegos reportaron que la misión de los operarios era colocar un dispositivo en la estructura metálica para dar mayor amplitud a las ondas de una FM privada y que un tercero, que era soldador, se encontraba en la vereda observando la tarea de sus compañeros.

La corresponsalía de la agencia oficial de noticias Télam dio cuenta de testimonios de circunstanciales testigos que señalaron que “con este viento y los hierros que no serán más de 8 o 10, es una locura que dos personas hayan estado allí arriba».

Indicó además que el dirigente político Jorge Cruz había adquirido hace pocos años el edificio en un remate luego de que los titulares del mismo, radioaficionados pertenecientes al Radio Club Río Gallegos, perdieran un juicio por un trabajador que falleció en el lugar.

En tanto, otras personas allegadas a las víctimas manifestaron su profundo pesar porque en el caso de Iturra Rain, de nacionalidad chilena y a quien apodaban «Camaleón», tenía 8 hijos y era conocido por un programa de radio que hacía en una FM local y actividades de DJ junto a Sosa.

SE DOBLO LA ESTRUCTURA

Por su parte, el portal digital Tiempo Sur señaló que la antena se dobló probablemente por el peso de los operarios que terminaron cayendo al vacío y perecieron de manera instantánea, en tanto que el trabajador que estaba abajo relató que aparentemente el viento “tiró con mucha fuerza y cedió la antena”.

A su vez, el diario digital Nuevo Día indicó que “Jorge Cruz buscaba instalar una radio, pero dijo desconocer a los operarios ya que para la tarea habría contratado a un tercero”.

El mismo medio consultó a un especialista en montaje de torres, quien comentó que se trata de un trabajo riesgoso en esta región, sobre todo cuando se realiza con clima desfavorable y no se respetan ciertas normas técnicas.

En el sitio del luctuoso hecho se hicieron presentes policías de la Comisaria Seccional Primera y de la División Criminalística, como así también personal de a la Dirección de Protección Civil de una unidad de Bomberos, realizándose pericias y labrándose actuaciones que fueron remitidas a un Juzgado de Instrucción, restando ahora determinar responsabilidades por el penoso hecho que causó profunda conmoción.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico