Mueren soldados de Estados Unidos en un ataque en Irak

Cinco soldados estadounidenses murieron ayer al estallar una bomba al paso de su convoy en una provincia del norte de Irak descripta como el último gran bastión de Al Qaeda en el país, informó el ejército norteamericano.

Bagdad (Télam)
En un escueto comunicado, el ejército informó de las cinco bajas, pero sin dar otros detalles sobre el ataque en la provincia de Nínive, que ocurrió días después de la muerte de más de 40 personas en un devastador atentado en la capital provincial.
Refuerzos militares iraquíes tomaron el domingo posiciones cerca de la capital provincial, Mosul, unos 400 kilómetros al noroeste de Bagdad, en preparativos para una ofensiva contrainsurgente anunciada la semana pasada por el primer ministro, Nuri al-Maliki.
El ejército estadounidense asegura que Mosul es la última gran ciudad de Irak con una fuerte presencia de Al Qaeda, luego de que la organización islamista fue desplazada de sus ex bastiones en Bagdad, en la provincia de Al Anbar y en otros centros urbanos.
Las autoridades militares norteamericanas afirman que un refuerzo de 30.000 marines llegado al país el año pasado y una revuelta de ex insurgentes sunnitas contra Al Qaeda ayudaron a disminuir la violencia en Irak en un 60% desde junio pasado.
Pero aunque se lograron avances, los iraquíes continúan enfrentando a diario la violencia, incluso en Bagdad, que es el centro de los mayores esfuerzos de seguridad. Al menos tres personas murieron ayer al estallar una bomba al paso de un minibús que transportaba un féretro y a familiares del muerto a su funeral en el barrio chiíta de Nueva Bagdad, en el sudeste de la capital, informaron fuentes policiales.
La bomba al parecer estaba dirigida a un patrullero, pero erró su blanco y alcanzó de lleno el minibús, según las fuentes, citadas por la agencia de noticias DPA.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico