Municipales no podrán trabajar en otro lugar durante la licencia por paternidad

En la sesión del Concejo Deliberante del jueves se aprobó la incorporación de dos derechos al estatuto del personal municipal: la licencia por paternidad por 20 días y licencia por fallecimiento de familiar que incluye a cónyuge, padres, hijos o conviviente por siete días corridos, y consanguíneos de segundo grado por dos días corridos. Por fallecimiento de suegros o cuñados, también dos días corridos.

En el artículo primero se determinó incorporar a continuación del último párrafo del artículo 78 de la Ordenanza 6.418 del Estatuto que el personal masculino gozará de veinte  días corridos totales de licencia con goce de haberes en razón de nacimiento de hijos, debiéndose acompañar las partidas de nacimiento respectivas.
Además se aclaró que el desarrollo de actividad privada laboral durante el tiempo de goce de esta licencia, salvo las excepciones previstas en el Estatuto, se considerará “falta grave para la Administración Pública Municipal. Para eximirse de sanción el agente deberá presentar declaración jurada sobre el cese de dicha actividad.  Alternativamente, previa encuesta social de autoridad municipal competente podrá autorizarse la misma”, según el texto de la norma. 
La modificación a la normativa vigente respecto del régimen de licencias  para el personal municipal “busca cubrir un vacío para beneficio de los empleados que han alcanzado la paternidad, en consecuencia con el fortalecimiento de la institución familiar, asegurando de esta manera que el padre al igual que la madre puedan gozar de un período de licencia y favorecer de esta manera la presencia paterna junto al recién nacido y el grupo familiar”, se aclara.

ARGUMENTOS
Luego se agrega que de esta manera se cumple con el mandato fundacional que la Constitución Nacional que en su artículo 14 bis provee a “la protección integral de la familia”; también se condice con lo estipulado por pactos de jerarquía constitucional como el de San José de Costa Rica, cuando establece el carácter fundacional de la familia y de que el Estado la proteja; y de la Convención de los Derechos del Niño que en su artículo 3° establece que los estados deben tomar todas la medidas legislativas o administrativas para asegurar a todo niño o niña una asistencia oportuna y adecuada.
Cabe indicar que existen algunos antecedentes de otras legislaciones que marcan los mismos criterios en cuanto favorecer la licencia por paternidad.

VACIO LEGAL
Asimismo se indicó que para el caso de la justificación de inasistencia con goce de haberes por el fallecimiento de parientes por afinidad (suegros y cuñados), se cubre otro vacío normativo toda vez que “suele generar  profundas implicancias para los deudos, siendo que para nuestro entorno cultural y psicosocial, los núcleos familiares muchas veces están cohesionados en el vínculo afectivo superando las relaciones parentales simples , y enriqueciéndolas a través del afecto, la mutua comprensión, la protección, la proyección y planificación familiar”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico