Murió el hombre atropellado el pasado jueves en la ruta 3

Francisco Alvarez, de 72 años, falleció finalmente el sábado como consecuencia de las heridas que recibió cuando fue atropellado el jueves pasado, poco después del mediodía, por el Ford Ka dominio DTT 152 que conducía Roxana Belardez de 24 años.

 De acuerdo a los primeros dichos de la conductora, como el hombre cruzó sin previo aviso –por la avenida Yrigoyen al 4500-, no tuvo manera de evitar el impacto. Alvarez fue despedido varios metros antes de terminar tirado sobre el pavimento. La edad y la magnitud del golpe hicieron que los intentos de los médicos del hospital Regional  por salvarle la vida fueran vanos.
A partir del fallecimiento de Alvarez, ayer desde la Seccional Tercera se comunicaron con la Fiscalía donde ahora se debe definir si es que se modifica la carátula a “homicidio culposo”.

CHOQUE Y VUELCO
Ayer por la mañana, mientras tanto, se produjo otro accidente que a juzgar por el estado en que quedó uno de los vehículos pudo haber tenido consecuencias más graves.
La colisión fue protagonizada a las 4:30 por un Ford Escora, patente CUJ 855, que manejaba Andrés Degura..El auto se dirigía desde la zona norte hacia el centro y todo hace suponer que el conductor no vio que el camión Scania, dominio BDK 554, con acoplado REV 964, había sido dejado estacionado por el chofer, de apellido Gonzalo, sobre la banquina cerca de la estación de servicios que suele ser punto de referencia del tránsito pesado que pasa por Comodoro.
Cuando Degura entendió que la unidad estaba inmóvil ya era tarde. En su intento por esquivar al vehículo perdió el control y terminó volcando cerca del zanjón que quedó luego de que el cerro Chenque partiera en dos a la ruta 3.
Como llevaba el cinturón de seguridad colocado, el conductor solamente registró algunas contusiones como producto de los tumbos que dio antes de que el auto se detuviera.
Lo que los efectivos de la Seccional Primera tratan de establecer ahora es si el camionero había tomado todos los recaudos del caso para avisar al resto de los automovilistas que pasaban por ese tramo, que estaba estacionado. Del mismo modo los efectivos analizan si es que Degura venía a una velocidad excesiva. Lo cierto es que una vez que se recupere de los golpes recibidos, podrá relatar él mismo los pormenores del accidente que solamente tuvo consecuencias materiales.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico