Murió en la calle, junto a su bicicleta

Al cocinero del Hospital Alvear lo había mordido un perro y ayer a la mañana volvía a su vivienda de la calle Viamonte después de haberse curado la herida en el nosocomio, cuando murió en plena calle mientras caminaba llevando su bicicleta. La Policía que en un principio intentaba establecer si el hombre había sido atropellado, confirmó más tarde que murió a causa de una descompensación.

La Policía de General Mosconi que investigaba durante la jornada de ayer las circunstancias de la muerte de un ciclista en plena vía pública, confirmó que el hecho se produjo por causas naturales.

Héctor Ríos (64) era cocinero de la Cooperativa Hospital Alvear y perdió la vida ayer a las 9:45 cuando caminaba por la avenida Pueyrredón, de Km 3, en dirección a su vivienda de La Loma después de haberse realizado curaciones en uno de sus tobillos porque había sido mordido por un perro hace pocos días.

Ríos vivía en Viamonte al 500 y desde chico utilizaba la bicicleta como medio de transporte. Según automovilistas que lo habían cruzado, ayer caminaba junto a su rodado luego de realizarse curaciones en el Hospital Alvear, en donde trabajaba aunque estos días tenía boleta médica por la mordedura de un perro.

Según el presidente de la Cooperativa Hospital Alvear, Carlos Yáñez, Ríos todos los días iba a trabajar en bicicleta y a veces retornaba con la bicicleta a su costado y caminando. En un primer momento, Yáñez pidió a aquellos que hubieran visto algo, que se acercaran a la Policía para establecer las circunstancias de la muerte.

Es que en el lugar no hubo testigos que pudiesen asegurar lo que le ocurrió. Solo unas mujeres comentaron que le dieron asistencia al hombre al verlo tirado en el suelo. Incluso las trabajadoras de una cafetería que funciona dentro del Área Central de Kilómetro 3 dijeron que escucharon a un hombre que llegó pidiendo auxilio para quien yacía en el suelo. Que pedía agua y que llamaran a una ambulancia. Pero ellas tampoco vieron nada.

LAS CAMARAS

En el edificio que aglutina a varias dependencias municipales y a distintos locales y servicios hay cámaras de seguridad colocadas en las farolas de la vereda, por lo que al cierre de esta edición la Policía intentaba observar si alguna de ellas registró el momento en el que Ríos perdió la vida y de esa manera sumar evidencias al expediente.

El médico del servicio de emergentología, Néstor Yapura, había dicho en los primeros minutos que cuando llegaron el hombre ya estaba sin signos vitales y que no se podía constatar las causas de muerte en el momento.

Las mujeres que primero le dieron atención dijeron que Ríos permaneció por un tiempo con vida hasta que ya no respondió. Sin embargo, en la tarde de ayer desde la comisaría Mosconi informaron que el hombre perdió la vida luego de descompensarse y sufrir un paro cardiorrespiratorio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico